lunes 17 de diciembre, 2018

Tagliaferro sigue ‘oxigenando’ su gabinete: ahora le pidió la renuncia a un técnico y a un histórico del peronismo

Sebastián Torrillas y el ‘Tano’ Gerardo Calabria renunciaron a sus cargos en la Secretaría de Hacienda y en la Subsecretaría de Gobierno, respectivamente. Enterate los motivos de ambas salidas.

Cambios de gabinete en Morón
Sebastián Torrillas y Gerardo Calabria, los dos funcionarios eyectados de la gestión de Ramiro Tagliaferro

En la primera semana del 2017, el intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, produjo una segunda oxigenación (con él llama a los cambios de gabinete) en su equipo de gestión. Ahora, le tocó el turno de renunciar a sus cargos a dos funcionarios con un perfil completamente distintos, que ocupaban lugares estratégicos para el día a día de la administración.

La primera eyección, y la que más ruido provoca, es la de Gerardo Calabria, un hombre del peronismo que fue concejal del Frente para la Victoria hasta el 10 de diciembre de 2015. A partir de la asunción de Tagliaferro, aceptó el cargo que le ofreció el jefe comunal y trabajó a lo largo de este tiempo en diversos temas de índole político fundamentalmente, siempre con actores ligados al peronismo. Tuvo participación activa en la búsqueda de una salida al conflicto con los ambulantes, por caso. Y también se le adjudica una influencia muy escasa en lo que fue la audiencia pública por el Metrobús de Haedo, que terminó siendo adversa para el oficialismo local.

Según pudo confirmar Primer Plano On Line, el funcionario saliente tuvo un fuerte encontronazo con su jefe directo desde hace algunos meses: el influyente secretario de Gobierno, Mario Russo. Fuentes del Ejecutivo le confirmaron a éste medio que ambos tuvieron una fuerte discusión y Russo le pidió que se vaya. El reproche se basó en que Calabria no reportaba a su jefatura política y hacía su propio juego. El peronista lo aceptó, muy ofuscado por cierto.

Vía mensaje de texto, Calabria le confirmó a éste medio desde Chile, donde se encuentra de vacaciones, la fuerte discusión con el funcionario, y que no encuadraba con la forma en la que Russo lleva adelante la cartera. “Por lo tanto presenté mi renuncia al intendente a partir del 9 de enero”, admitió.

Lo que expone esta salida es que el ex secretario de Salud sigue ganando poder en la mesa chica que rodea al intendente, donde también se ubica como cara visible el jefe de Gabinete, Carlos Rebagliatti, además de algunos operadores en las sombras. Quien perdió injerencia en ese esquema es Christian Herrera, secretario de Legal y Técnica.

En el caso de Sebastián Torrillas, está claro que es un funcionario técnico y que su salida hace menos ruido, pero también es real que no se retoca algo que funciona bien. En rigor, las finanzas del Municipio vienen bien pero no al ritmo –en materia de resultados- que esperaba Tagliaferro. Por eso el pedido de renuncia que realizó el propio intendente, quien monitorea a diario las cuentas del Municipio.

En principio no hay nadie designado para ocupar el área, y momentáneamente quedará a cargo el subsecretario de Administración Financiera, Jorge Adrián Álvarez Holmberg.