fbpx
domingo 15 de septiembre, 2019

Ituzaingó suspendió la entrega de licencias por cambios en el sistema instrumentados por el Gobierno provincial

Se trata de la puesta en ejecución de un moderno programa que impide que se le renueve o entregue el carné a cualquier persona que se encuentre inhabilitada para conducir en cualquier jurisdicción del país. Bronca de los vecinos por las demoras.

Licencias de conducir
El trámite para renovar la licencia de conducir quedará suspendido en Ituzaingó por casi una semana

El Municipio de Ituzaingó es uno de los distritos afectados por los cambios que decidió instrumentar el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires en el Sistema de Emisión Centralizada de Licencia de Conducir.

“Por tal motivo la realización de los trámites que realiza la Subsecretaría de Tránsito y Transporte municipal se ve supeditada a la solución que se brinde desde el Gobierno Provincial a cargo del sistema”, informaron desde la gestión del intendente Alberto Descalzo.

Según puede observarse en la página oficial del Ministerio de Gobierno bonaerense, el nuevo sistema impide que se le renueve o entregue la licencia a cualquier persona que se encuentre inhabilitada para conducir en cualquier jurisdicción del país. La nueva licencia se tramita en el municipio, se imprime en La Plata y se entrega al titular en un plazo de 48 horas en el municipio donde la solicitó.

Cuenta con 32 medidas de seguridad que la hacen invulnerable a la falsificación y adulteración para garantizar así la tranquilidad del portador y de las entidades que deban comprobar su identidad. La información está impresa con técnicas especiales que permiten imprimir y penetrar profundamente el material. En el anverso cuenta con un número de serie único o código de barras y un código bidimensional (QR) para la verificación automática de identificación, lo que permite constatar en forma inmediata si la persona que porta el documento es su titular.

Ituzaingó es uno de los tantos municipios afectados por estas modificaciones. Por eso, desde la administración local informaron que “a partir de dicha problemática, se informa a los vecinos que una vez regularizada la situación se dará prioridad a los trámites más urgentes”. Lógico: la bronca de la gente se hizo sentir frente a las demoras en el trámite.