fbpx
lunes 16 de septiembre, 2019

El Concejo Deliberante le aprobó la rendición de cuentas a Descalzo con el sorprendente voto de un concejal de Cambiemos

Por mayoría y luego de un largo debate, el oficialismo logró conseguir aliados circunstanciales para acompañar el ejercicio 2016 del Departamento Ejecutivo. Enteráte cuál fue la gran sorpresa de la jornada.

Rendición de cuentas en Ituzaingó
El oficialismo consiguió apoyos y logró aprobar la rendición de cuentas del 2016

El Concejo Deliberante de Ituzaingó aprobó ésta tarde la rendición de cuentas del ejercicio 2016 elevada por el Departamento Ejecutivo, luego de un largo debate en el que quedaron expuestas diferentes posiciones políticas sobre los gastos realizados por la gestión Descalzo.

El expediente se aprobó con los votos del bloque oficialista Frente para la Victoria-Partido Justicialista y el aliado interbloque de Nuevo Encuentro, además del respaldo del Frente Renovador y de la bancada unipersonal de Sergio Crego, denominada Cambiemos Ituzaingó. Pero la gran sorpresa de la jornada la brindó el concejal del bloque Cambiemos José Luis Sánchez, quien para sorpresa de propios y extraños y en contra de lo que definió su estructura decidió votar favorablemente.

“En el bloque hay libertad de acción y cada concejal vota según su conciencia. Pensé que teníamos consensuada una posición de bloque pero evidentemente no fue así. Veremos ahora en la semana qué pasa cuando nos juntemos pero para nosotros sigue siendo parte”, explicó a Primer Plano On Line el titular de la bancada oficial de Cambiemos, Gastón Di Castelnuovo, aún sorprendido por la decisión de su compañero. El resto de sus pares, junto a Nahuel Segovia, de Libres del Sur, y Esteban Vallarino, del socialismo, votaron en contra del expediente.

Los argumentos a favor fueron expresados por el concejal Jorge Esquivel, del FPV-PJ. En detalle, el miembro informante dio cuenta de una recaudación que totalizó $962 millones en 2016, casi 400 millones por debajo del Presupuesto original, mientras que el gasto fue 16 millones de pesos menor. Desde el oficialismo valoraron, al igual que sectores como el massismo y Sergio Crego, la reducción del déficit, y lo ponderaron como el camino para sanear la economía del Municipio.

Los votos negativos tuvieron diferentes fundamentos. Julio Díaz, por caso, habló en nombre de la bancada de Cambiemos y expresó: “quedó más que claro que las metas en cuanto a infraestructura, seguridad y salud no fueron alcanzados para lo cual uno siempre se pregunta: para este gobierno municipal ¿cuáles son las prioridades?” “Para este Municipio es más importante gastar dinero en la publicidad de una maratón en diarios nacionales que comprar una cámara, poner un semáforo o equipar con elementos necesarios a una salita”, agregó.

Por su parte Nahuel Segovia consideró como “extraño” que el oficialismo no haya respondido a preguntas que él planteó durante el estudio del expediente, y ejemplificó con una pregunta: “¿cómo fue que se pasó de un año a otro de 1000 cuadras higienizadas a 10000, un crecimiento tan exponencial como extraño?”, mientras que Esteban Vallarino aseguró: “el presupuesto no existe. Lo inflaron para poder cambiar un tercio del mismo. Si bien hubo superávit, pero eso no le mejoró la vida a los vecinos”.