fbpx
martes 17 de septiembre, 2019

Se viene otro juicio trascendente en la región: comienza el debate oral por abuso sexual en el Jardín Alberdi de Castelar

Las audiencias comenzarán el 16 de mayo. El acusado José Luis Silvero llega detenido a esta instancia y hoy será sometido a una serie de pericias psicológicas y psiquiátricas ordenadas por la fiscal del juicio, Carolina Rodríguez. Hay mucha expectativa por el desarrollo del debate.

Abusos en el jardín Alberdi
Los abusos en el jardín Alberdi comenzaron a ser denunciados en 2014 y tres casos llegaron al juicio

De un total de 15 denuncias iniciales, el próximo 16 de mayo comenzará el juicio contra José Luis Silvero, el ayudante de cocina del Jardín Alberdi, de Castelar, acusado por el abuso sexual gravemente ultrajante y corrupción agravada de menores en tres casos, cuyas víctimas declararon en Cámara Gesell ante especialistas judiciales y contaron los sometimientos que padecieron en ese establecimiento educativo de nivel inicial.

A modo de instancia previa, la fiscal del juicio, Carolina Rodríguez, ordenó que hoy, jueves 4 de mayo, el acusado sea sometido a una nueva serie de pericias psicológicas y psiquiátricas para determinar aspectos de su conducta. En anteriores evaluaciones la justicia determinó que había en Silvero indicios compatibles con los de un abusador.

Por este hecho, el cocinero fue detenido tres días después de la denuncia de los padres, y permanece con prisión preventiva en la unidad carcelaria de San Martín. Uno de los padres denunciantes, que se identificó como Mauro, reveló que detectaron lo ocurrido a través de una psicóloga que habló con su hija de tres años. Además, aseguró que la niña le dijo “en varias oportunidades que el cocinero la manoseaba a ella y a tres compañeritas más”, presuntamente cuando la maestra salía del aula a calentar las viandas de los chicos y el hombre se quedaba solo con los alumnos.

En rigor, las Cámaras Gesell tomadas a los tres pequeños (dos varones y una nena) son la base fundante del juicio. Las declaraciones de los niños y la nena fueron coincidentes en relación a los abusos sufridos y en todos los casos hablan de un hombre vestido de blanco y con gorro de cocina del mismo color. Incluso, por la descripción realizada por los menores, los abogados defensores consideran que pudieron haber sido perpetrados en el baño de la institución. A uno de los varoncitos, Silvero le introdujo el dedo en la cola, mientras que a la nena la acompañó al baño y después que la nena salió le limpió la cola con la mano. Eso se desprende de las declaraciones que hicieron a la Cámara Gesell en ambos casos. El nene también declaró, a través de ese sistema, que la maestra se tapaba los ojos con un pañuelo para no ver que Silvero les tocaba la cola a los otros chicos.

Según explicaron a Primer Plano On Line Hernán Bolinaga y Néstor Laggiard, representantes legales de la familia de una de las víctimas, en el juicio la defensa peleará porque se tome en cuenta la figura de partícipes necesarias contra las maestras, y luego vendrá la instancia para develar cuál fue la responsabilidad civil del jardín. “Estamos convencidos que le cabe a la institución un grado altísimo de responsabilidad por no haber tomado las precauciones del caso a la hora de contratar el personal que iba a estar al cuidado de los chicos”, señalaron los letrados.

EL TESTIMONIO DE UNA MAMÁ EN EL AÑO 2014

Los padres que llevaron los casos a juicio también responsabilizan a las autoridades del Alberdi por no haber actuado a tiempo. Para ello citan que la primera denuncia por abuso fue expuesta en el colegio el 20 de octubre de 2014 y presentada ante la Fiscalía 3 de Morón, pero el cocinero continuaba trabajando en el lugar. Todo comenzó con una niña que se negaba a ir al colegio e ingresaba llorando. El papá que se animó a revelar el hecho afirmó en ese entonces que su hija le había contado que el cocinero “le bajaba la bombacha” y lamentó que el acusado se comportara con “impunidad”.

Según pudo averiguar este medio, está previsto que el debate oral, que no será público por tratarse de menores, finalizará el 30 de junio. El tribunal citó a 119 testigos para tomarles declaración. La Sala Oral Criminal 2 que llevará adelante las audiencias y tendrá a cargo el dictado de la sentencia está compuesta por Osvaldo Cedarri, Aníbal Termite y Andrea Celia Bearzi. La jueza Bearzi integra el Tribunal Oral Criminal 6, pero fue sorteada para este juicio porque se excusó el magistrado Humberto González, que tiene relación con el Colegio Alberdi. Si se comprueban los delitos de los que se acusa a Silvero, la condena puede superar los 20 años de prisión.