fbpx
jueves 19 de septiembre, 2019

Gatillo fácil en Hurlingham: mientras la justicia espera el informe de la autopsia, los defensores pedirán la excarcelación del subcomisario

Los representantes legales de José Pérez Buscarolo (foto) solicitarán al juzgado de Garantías su salida de prisión como parte de la estrategia de su defensa de orientar el caso hacia la figura de legítima defensa. La fiscalía pedirá la preventiva.

Gatillo fácil en Hurlingham
José Ernesto Pérez Buscarolo, condenado a cinco años de prisión efectiva: fue trasladado a la cárcel por orden judicial

Los abogados del subcomisario de la Policía Federal José Pérez Buscarolo, que mató por la espalda en un evidente caso de gatillo fácil al joven Iago Ávalos, de 17 años, quien le había hurtado las tazas de las ruedas de su auto, pedirán la excarcelación del agente ante el Juzgado de Garantías N° 5 de Morón, interviniente en la causa.

Como informó Primer Plano On Line desde el momento en que se conoció el hecho, la estrategia de los letrados que representan legalmente a Pérez Buscarolo es orientar la investigación hacia la figura de legítima defensa. De hecho, el policía declaró ante los fiscales Silvana Bonini y Sergio Di Leo que sacó su arma luego de dar la voz de alto a los Iago y Nicolás, que viajaban en un Renault Sandero, y disparó tras observar un además de uno de ellos de algo así como sacar un revólver. Como se comprobó, ninguno de los chicos que se trasladan en ese vehículo estaba armado y tampoco tenía herramientas.

Gatillo fácil en Hurlingham
Iago Ávalos, el joven de 17 años asesinado por el subcomisario de la Federal en Hurlingham

Es más: lo que intentará establecer la pericia encomendada a la Gendarmería Nacional es dónde se produjo el disparo que mató al joven. Según contó Irina, la hermana de la víctima, la bala fue disparada por Buscarolo a 8 cuadras de su persecución al Sandero, que se extendió por 20 cuadras. El tiro, se sabe, ingresó por la luneta del coche en que viajaban los jóvenes e hirió al fallecido por la espalda. O sea, la versión del agente se cae por completo. La carátula de la causa sigue siendo “homicidio agravado por su condición de miembro de una fuerza de seguridad”, mientras que Nicolás, el amigo de Iago, quedó en libertad al comprobarse que no poseía antecedentes penales. De todas formas se le abrió una causa por “hurto tentado con participación de un menor”.

En la Fiscalía 6 aguardan el informe de la autopsia, que llegará entre hoy viernes y el próximo lunes. Sin embargo, Primer Plano On Line pudo confirmar que los abogados que representan a Pérez Buscarolo presentarán lo que se denomina una “excarcelación extraordinaria”, por tratarse de un miembro jerárquico de las fuerzas de seguridad y para reforzar su estrategia de defensa de que actuó en legítima defensa, hecho que en principio quedará desacreditado con la simple reconstrucción de cómo ingresó la bala que le dio muerte por la espalda de la víctima. Buscarolo permanece preso en la comisaría 5° de Villa Sarmiento, en Morón, a donde suelen alojar a los policías que son detenidos por estar involucrados en actos delictivos.

Para la semana que viene, más concretamente el miércoles 24 de mayo, la familia de Iago, organismos de Derechos Humanos y la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), cuyos abogados se hicieron cargo de la defensa de los Ávalos, preparan una manifestación por las calles de Hurlingham para pedir justicia por la muerte del muchacho. Desde la vuelta de la democracia hasta la fecha son más de 5.000 los casos de gatillo fácil registrados y hechos públicos en nuestro país. Según indica un informe presentado por CORREPI a fines del 2016, las víctimas del 50% de esas muertes fueron jóvenes menores de 25 años.