fbpx
martes 20 de agosto, 2019

Los abogados de las familias de las víctimas de abuso en el jardín Alberdi de Castelar están “sorprendidos” con la suspensión del juicio

Si bien avalan la decisión del tribunal que falló retrotraer la investigación al momento del proceso en el que el juzgado de Garantías aceptó al colegio como particular damnificado, los letrados aseguran que los padres de los menores están “muy angustiados” con esto de tener que volver a empezar. Mirá el video con sus declaraciones.

Juicio por abusos en Jardín Alberdi de Castelar
Los abogados Corbella y Bolinaga durante la entrevista con Adrián Noriega en Primer Plano

Como informó Primer Plano On Line el pasado lunes al mediodía, el juicio por abusos en el Jardín Alberdi de Castelar sufrió un inesperado giro a partir de la decisión judicial de respaldar el pedido de la fiscal Carolina Rodríguez y declarar nula la defensa del único imputado, José Luis Silvero, dado que se comprobó que los honorarios del abogado que lo representa estaban siendo pagados por el establecimiento educativo, que pertenece a un poderoso grupo empresario.

Pero lo más delicado del caso es que, al declarar también la invalidez de que el colegio sea parte del proceso como particular damnificado, la causa vuelve a la etapa de instrucción en la que el juzgado de Garantías N° 4 le otorgó esa figura al establecimiento, hecho del cual los querellantes se habían opuesto. Los jueces Osvaldo Cedarri, Aníbal Termite y Andrea Celia Bearzi, al declarar inválido ese procedimiento, sumado a la irregularidad detectada con el defensor del imputado, decidieron enviar la causa a la Cámara Penal para que sortee un nuevo tribunal. Asimismo, quedaron apartados del proceso los defensores particulares que defendían a Silvero hasta hoy.

En conversación con Adrián Noriega en la emisión semanal del programa periodístico Primer Plano, los abogados Adrián Corbella y Hernán Bolinaga, quienes representan legalmente a dos de las tres víctimas cuyas familias llevaron la causa hasta el juicio que arrancó la semana pasada y ya quedó frustrado, manifestaron su “sorpresa” por la determinación judicial, si bien avalan lo actuado por los magistrados.

“La primera sensación fue de sorpresa, porque entendemos que es un juicio que venía muy bien armado sobre todo por parte de la fiscalía que intervino desde un primer momento. La situación que salió a la luz se podía venir oliendo: cuando al colegio se lo aceptó como particular damnificado todos nos opusimos”, describió Corbella.

El planteo de la fiscal de juicio se conoció luego de que la mujer del acusado, llamada Sandra Noemí Bulacios, intentó aclarar por qué había presentado una nota hacía 40 días en disconformidad con el trato que el abogado defensor le había dispensado a ella y su esposo, y reconociera ante el tribunal que los honorarios de ese letrado, Marcelo Laruffa, los estaba pagando el jardín en el que ocurrieron los hechos denunciados. Por tal motivo, la funcionaria pidió la nulidad de lo actuado y el tribunal decidió volver la causa a etapa de instrucción. Lo que quedó a resguardo fueron las Cámaras Gesell tomadas a las dos nenas y el varón que contaron los abusos sufridos, que no deberán volver a realizarse.

“Quedó en evidencia cómo el colegio quiso estar en los dos lados: en la figura de acusador y en la de acusado. Por suerte no hay que revictimizar a los niños y las Cámaras Gesell quedaron a salvo, pero hay otras cosas que volver a hacer, como que otra vez vuelva a declarar el imputado Silvero y la pertinencia de pruebas. Una serie de pasos procesales que deben repetirse”, señaló Bolinaga por su parte.

En principio, ahora debe sortearse un nuevo tribunal que se haga cargo de la preparación de un juicio completamente nuevo, cosa que es prácticamente imposible que ocurra éste año.