fbpx
martes 23 de julio, 2019

Intendentes peronistas de la primera sección se juntaron en Moreno para profundizar la unidad bajo el mando de Cristina

El encuentro fue encabezado por el anfitrión, Walter Festa, y participaron alcaldes que reportan a la conducción de la ex presidenta. Desde el randazzismo, sin embargo, cuestionaron el llamado a unificar criterios y avanzan con el pedido de internas.

Reunión del intendentes en Moreno
Intendentes peronistas se juntaron en Moreno para profundizar la unidad pedida por Cristina

El intendente de Moreno, Walter Festa, recibió ayer a sus pares de la primera sección Gustavo Menéndez (Merlo); Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas); Ariel Sujarchuk (Escobar), Santiago Maggiotti (Navarro), Juan Ignacio Ustarroz (Mercedes); Alberto Descalzo (Ituzaingó); y Ricardo Curutchet (Marcos Paz). El encuentro fue en respuesta a la “convocatoria a la unidad del peronismo” que realizó la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“Nuestra conductora es Cristina. Ella propuso que trabajemos por la unidad y ese es el objetivo de este tipo de encuentro. Debemos buscar un peronismo amplio que nos incluya a todos”, sostuvo Festa. Los intendentes coincidieron en que “la unidad es fundamental para ponerle un freno a las políticas de ajuste del gobierno de Mauricio Macri”. En la primera sección electoral son 4 millones de votantes, un padrón que representa el 36 por ciento, aproximadamente, del total de la provincia.

Ayer, el kirchnerismo jugó a fondo para que Florencio Randazzo acepte la invitación a integrar una lista de unidad en la provincia de Buenos Aires. Incluso, el sector que responde a la ex jefa de Estado dejó abierta la posibilidad de que sea el primer candidato a senador, pero siempre bajo el liderazgo de Cristina. La ofensiva, más eficiente para levantar la bandera de la unidad ante un eventual enfrentamiento que para acercar posiciones con el ex ministro de Transporte se lanzó de manera coordinada entre La Cámpora y los intendentes que participaron de la reunión de anteayer, en el Instituto Patria, los más cercanos a Cristina.

El mensaje se completó con una suerte de aviso: la ex presidenta está dispuesta a ser candidata. “Randazzo tiene una segunda oportunidad de construir en conjunto”, repetían ayer en el kirchnerismo. “En 2015 no quiso. Hoy tiene una segunda oportunidad de demostrar que quiere construir una lista de competitiva, un peronismo amplio que pueda ser competitivo”, insistían.

Sin embargo, en las filas randazzistas tomaron con pinzas la invitación. Cerca de Juan Zabaleta y Gabriel Katopodis, los alcaldes del conurbano más cercanos al ex ministro de Transporte, señalaron que el kirchnerismo no inició ninguna gestión seria para llegar a un acuerdo. La discusión sobre cuál sería el mecanismo para el armado de una lista común no está por ahora en el horizonte, aclararon. Además, uno de los activos políticos de Randazzo, dicen a su lado, es que cuestiona el liderazgo de Cristina.