viernes 19 de abril, 2019

Impacto de la banca pública: el Banco Provincia ofrecerá hasta un 50% de descuento en supermercados con tarjeta

Fuentes de la entidad aseguraron que se trata de alentar el uso de los plásticos en detrimento del dinero en efectivo. La expectativa del Gobierno es que mejore la "sensación térmica" de los bonaerenses.

Beneficios en supermercados
El Gobierno bonaerense busca alentar el consumo en supermercados en plena campaña electoral

El directorio del Banco Provincia está a punto de aprobar un beneficio para sus clientes de fuerte impacto, por tratarse de una bonificación única en el mercado. Una vez que la medida tenga el visto bueno, a partir de mediados de junio, todos los que posean una tarjeta de crédito o de débito de la institución podrán realizar compras en cualquier supermercado obteniendo un descuento del 50% del valor. El monto será reintegrado por la entidad en las cuentas de sus tarjetahabientes.

Altas fuentes de la entidad, que preside Juan Curutchet, confirmaron el nuevo beneficio y explicaron algunas características: será cualquier día de la semana y se aplicará sobre un monto de compra de 1.500 pesos mensuales como máximo. El “secreto” es que dicha suma corre por separado para tarjeta de crédito y de débito, por lo que en total podrá consumirse en supermercados por $3.000 mensuales, obteniendo un beneficio de 1.500 en concepto de reintegro.

Uno de los objetivos explicitados por la entidad es fomentar el uso de la tarjeta de débito: “Notamos que nuestros clientes retiran el dinero que les acreditan en concepto de sueldo y después gastan en efectivo. Con esta medida el que actúa de esa manera estará perdiendo mucha plata, lo va a pensar dos veces”, indicaron al portal Infobae. Además, justificaron el costo que tendría para la entidad hacer frente a la devolución del 50% de la compra en los buenos niveles de rentabilidad obtenidos por la institución.

Beneficios en supermercados
Juan Curutchet, presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires

Por supuesto que la medida no puede ser analizada exclusivamente como una pura acción de negocio bancario, más allá de que puede atraer muchos nuevos clientes. Semejante beneficio apunta sobre todo a brindarle un alivio a los golpeados bolsillos de los bonaerenses, uno de los sectores más afectados por la inflación, la suba de tarifas y la consiguiente pérdida de poder adquisitivo. Además, el principal foco de pérdida de empleo se encuentra justamente en el segundo y tercer cordón del conurbano, donde se concentran las pymes industriales.

La expectativa del Gobierno es que la mejora de los salarios luego de las paritarias, la baja de la inflación y el impulso del crédito favorezca sensiblemente la “sensación térmica” de los bonaerenses. No es un misterio para nadie que la provincia de Buenos Aires es el distrito electoral más duro para Cambiemos, en particular por el nivel de aceptación que todavía tiene la ex presidenta Cristina Kirchner (supera holgadamente el 30% de intención de voto).