fbpx
jueves 19 de septiembre, 2019

Refuerzan la seguridad en Hurlingham, Ituzaingó y Merlo ante amenazas de desbordes en la marcha nacional por Maldonado

Lo ordenó el Ministerio de Seguridad bonaerense. Aseguran que detectaron “facciones que podrían alterar el orden público”. Custodiarán las movilizaciones e incrementarán la protección en guardias hospitalarias.

Marcha en Hurlingham por Santiago Maldonado
Imágenes de la marcha de ayer en Hurlingham, una suerte de prólogo de la manifestación nacional que se hará mañana

El ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, detectó que existen “facciones que podrían alterar el orden público” en toda esta semana con fines políticos en decenas de municipios bonaerenses donde pondrá el foco la vigilancia de la policía bonaerense. Entre ellos, sobresalen algunas intendencias del conurbano, como La Plata, San Isidro, San Martín, Lomas de Zamora, Hurlingham, Ituzaingó y Merlo. También otras del interior bonaerense.

Fue la gobernadora María Eugenia Vidal quien ordenó “privilegiar la vigilancia en las guardias hospitalarias antes que los edificios públicos”. Sin embargo, el Ministerio de Seguridad tiene orden también de custodiar las marchas para prevenir desbordes y posibles hechos de violencia política.

Anteriormente, el gobierno de Mauricio Macri ordenó reforzar las medidas de prevención a la Policía Federal, la Gendarmería y la Prefectura y aumentó la seguridad en la Casa Rosada, los ministerios, la Plaza de Mayo, el Banco Nación y las casas de las provincias de Buenos Aires y de Chubut, entre otros.

En este contexto difundió un radiograma reservado de la Gendarmería Nacional que ordenaba a sus efectivos actualizar planes de servicio, contra incendio y de reacción; reforzar puestos de guardia y asignación de retenes, y acentuar las medidas de control de armas, de ingreso y de egreso de personas a sus instalaciones.

El alerta nacional se profundizó por panfletos anónimos que circularon por las redes sociales y que llamaron a una “semana de agitación” por parte de grupos vinculados, según el Gobierno, con la izquierda radicalizada y con el kirchnerismo. Esa protesta terminará mañana a las 17 con una marcha nacional por la aparición con vida de Maldonado, a un mes de su desaparición.

La Casa Rosada sospecha que son sectores anarquistas vinculados con grupos chilenos que quieren sembrar un clima de violencia tras el triunfo de Cambiemos en las PASO y con el fin de enturbiar la campaña para las elecciones del 22 de octubre próximo.

Macri observa con preocupación que el kirchnerismo quiera usar el caso Maldonado como caballito de batalla contra el Gobierno, habida cuenta de que la economía comenzará a mostrar una recuperación. Es por ello que el lunes último Ritondo emitió una alerta con la “finalidad de prevenir alteraciones al orden público”.

ORGANIZACIONES MARCHARON EN HURLINGHAM

Organizaciones sociales, de derechos humanos y gremios docentes marcharon ayer por las calles de Hurlingham para reclamar por la aparición con vida de Santiago Maldonado, el joven de origen mapuche que permanece desaparecido desde el pasado 1 de agosto.

Con consignas contra la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y al canto de “yo sabía, a Santiago lo llevó Gendarmería”, la manifestación fue una suerte de antesala de la gran marcha nacional que se llevará a cabo mañana en todo el país, al cumplirse un mes de la desaparición.