fbpx
lunes 16 de septiembre, 2019

Convivir con el drama del abuso sexual infantil: el crudo testimonio de la mamá de Nabi, la nena víctima del policía bonaerense que sigue prófugo

“Tratamos de que tenga una vida normal pero no es tan posible esto porque no puedo curarle los sueños ni los sentimientos”, indicó Mónica en un diálogo exclusivo con Primer Plano On Line. La revictimización en un juicio con condena que dejó a la familia totalmente expuesta.

Uno de los hermanos de Nabi se puso al frente de la lucha por justicia para la nena abusada

Nabi tiene 12 años pero comenzó con sus padecimientos hace mucho tiempo, en el jardín de infantes. Ahí era compañera de una nena que vivía justo enfrente de su casa en la localidad de Agustín Ferrari, partido de Merlo. A ese domicilio la nena iba a jugar con su amiguita, pero en verdad su vida empezaba a convertirse en un calvario. Es que el papá de esa niña con la que cambiaban muñecas y desordenaban juguetes iba a ser el encargado de someterla a diferentes vejaciones y abusos que ya marcaron su destino para siempre.

Nabi continúa hoy con un tratamiento psicológico “muy bien llevado por los profesionales que la atienden”, según cuenta Mónica, su mamá, a Primer Plano On Line. La menor está escolarizada y lleva un ritmo normal en la escuela, donde cursa el primer año del secundario. Es, en apariencia, una alumna como cualquier otra. Pero su drama se revive cada vez que vuelve a la casa, porque el temor a volver a sufrir a Roberto Juan Aquilino, el policía bonaerense que la sometió durante al menos 4 años, le provoca pesadillas persecutorias casa noche.

“No sólo fueron abusos y amenazas para que nosotros no nos diéramos cuenta sino que también hubo persecuciones para todo su entorno. Ya nos mudamos cuatro veces y hasta el día de hoy vivimos con miedo”, agregó la mujer, que justamente por temor prefiere no dar su apellido. En rigor, es para proteger también a todos sus hijos, porque la propia familia del condenado forma parte de la fuerza de seguridad provincial y tienen diversas formas de enterarse en dónde están instalados. Así fue que les balearon la casa en dos oportunidades.

Justicia por Nabi
El oficial de la Policía Roberto Juan Aquilino, condenado por la justicia por abusar de una nena que hoy tiene 12 años

Aquilino permanece prófugo desde al menos el jueves, cuando el juez Marcos Lisa dio a conocer el fallo. Lo sentenció a 5 años de prisión efectiva por abuso sexual gravemente ultrajante con corrupción de menores. Como informó Primer Plano On Line, el efectivo está desafectado de la Policía bonaerense con pedido de exoneración, un trámite que, a partir de la condena, seguramente se va a agilizar. Pero el temor de la familia de Nabi es que mantiene los contactos con miembros de la fuerza y que dos de sus hijos, inclusive, son también agentes policiales. “Nos sentimos completamente desprotegidos”, indicó Mónica, que también confirmó que una vez que puedan acceder a los fundamentos del fallo apelarán para que le otorguen una pena superior. Su defensora había pedido 15 años de prisión y el fiscal Gabriel Sotelo 10.

-¿Qué conclusiones pudo sacar del fallo que condenó a Aquilino a 5 años de prisión?

 

-Fueron emociones encontradas. Primero una sorpresa grande porque nos tardaron mucho la lectura de la sentencia. Cuando entramos al recinto nos encontramos con que solamente estábamos mi abogada, mi familia, y el secretario que nos informa de este escrito. No estaba el juez, que había entrado y salido, o sea que firmó la sentencia y se fue, no estaba el defensor del acusado, no estaba mi fiscal. En un principio, al decirnos los 5 años de sentencia nos llamó mucho la atención, porque pareciera que el juez le dio la razón al defensor oficial, que había pedido entre seis meses y cuatro años. También, ante la situación de que no se haya presentado el acusado, ya nos habíamos dado cuenta que se había fugado. Era un fallo cantado que le iban a dar pocos años y parecía que lo dejaban escapar, porque el fiscal había pedido la prisión preventiva y el juez lo negó por ser un hombre que no tenía antecedentes. Fue sentir que lo dejaron escapar y que le dieron demasiado poco tiempo porque se bajó la figura de acceso carnal y puede salir cumpliendo las dos terceras partes.

-¿Van a apelar el fallo?

 

-Sí, pero para eso tenemos que tener los fundamentos. Fui el viernes y no tenían los fundamentos por escrito. Mi abogada estuvo llamando a la fiscalía también pero lo único que tenían era la negativa del allanamiento, que no lo encontraron, era lo único que estaba por escrito.

-¿Cómo está Nabi Hoy? ¿Cómo es su vida?

 

-Mirá. No sólo fueron cuatro años de abusos, de amenazas para que no lo contara y sometimientos para que la familia no nos diéramos cuenta, sino que también, al ser un vecino de enfrente de casa, papá de su compañera de jardín, tuvimos que mudarnos y desarticular toda la familia. Teníamos una casa de dos plantas: en la planta alta vivía mi hijo mayor con su señora y su hija, así que (Nabi) estaba acostumbrada a estar con su sobrina. Mi hijo menor también vivía con nosotros en una casa muy grande, muy linda, da la cual tuvimos que mudarnos por hacerle la denuncia a este policía. Nos mudamos cuatro veces en tres años y medio. Cambió cuatro veces de colegio: pasamos de provincia a capital y de capital a provincia sucesivamente. Sufrimos persecuciones y amenazas. Mi hija hasta el día de hoy sufre pesadillas persecutorias: sueña que el acusado la persigue para matarla. Hemos vivido con miedo, siempre dando la dirección de otro lugar y no de la casa donde estábamos. Nos rondaban las motos, su primera mujer nos rondaba el domicilio… Actualmente, hace un mes que sólo vamos a la casa a cambiarnos de ropa y volvemos a salir. El más chico de mis hijos, que volvió a vivir a la casa, se encontró con que fueron los hijos del acusado a buscarlo a punta de pistola. Tirotearon mi casa, rompieron todos los vidrios, tuvimos que hacer denuncias en la comisaría, en la fiscalía, conseguir un lugar para alquilar para mi hijo y su familia. Todo es demasiado traumática. Si bien está escolarizada y en tratamiento psicológico muy bien atendida, gracias a Dios, desde hace dos años y medio, tratamos de que tenga una vida normal pero no es tan posible esto porque no puedo curarle los sueños ni los sentimientos. Llantos espontáneos, no es sencillo para nada.

-Aquilino está prófugo. Lo fueron a buscar luego del fallo y ya no estaba en su domicilio. ¿Qué piensa de eso?

 

-En marzo de 2014 hice la denuncia en el Ministerio de Seguridad de la Nación y de la Provincia, con la denuncia penal en mano. Eso fue cajoneado y (Aquilino) siguió en actividad hasta mayo. Ahí fue sumariado pero siguió perteneciendo a la fuerza, por ende le seguimos pagando el salario a este señor. La exoneración todavía no se dio así que sigue teniendo contactos adentro como para saber, por ejemplo, donde yo vivo, y como para fugarse. La mujer actual, de la que sospecho que sea cómplice, por haber estado presente según sus mismos dichos, en muchas oportunidades en que mi nena iba, se llama Zunilda Colman, es de nacionalidad paraguaya, y seguramente por los contactos que tiene ella con su familia este individuo puede estar llegando a la frontera o ya haber cruzado. En el allanamiento que hicieron en la casa encontraron a la mujer, que declara que él había salido el jueves a las 10 de la mañana y que no lo volvió a ver. Supongo que los que le tomaron la declaración no creyeron en eso, y que pudo haberse fugado el mismo día, el 8 (de septiembre) cuando ya todo estaba cantado para que sea culpable y nadie reclamó su inocencia. Creo que el mismo juzgado le dio varios días para que se escape. Tendríamos que hacer una campaña masiva de comunicación, que la noticia llegue a los medios de Paraguay y a la frontera, porque es muy probable que haya salido ya del país. Sabemos el poder que tiene la gente de las fuerzas como para tener complicidad entre sí. Sería bueno que los medios, que son los únicos que nos han ayudado hasta el momento aparte de las organizaciones sociales, que se cargaron la causa al hombro, difundan para que la cara de este tipo y los hechos se conozcan en los países limítrofes urgente.