fbpx
martes 17 de septiembre, 2019

La violenta muerte de dos ancianos que conmociona a Castelar norte: un hombre mató a su novia y luego se suicidó en la vereda

Ocurrió ayer a tarde sobre la calle Lobos, casi esquina Pedro Goyena. La pareja tenía una relación amorosa y se desconoce los motivos por los que discutieron.

Doble homicidio en Castelar
Así quedó el cuerpo de Francisco Schunk luego de dispararse en la vereda de la casa de su novia, a la que asesinó de un balazo

Matilde Posse, de 74 años, murió luego de recibir un disparo ejecutado por un hombre con el que mantenía una relación, desconocida por la familia de ella pero reconocida por los allegados a su asesino. Lo impactante del hecho es que, luego de matarla de un disparo, Francisco Schunk, de 77 años, se pegó un tiro en la vereda de la casa y también murió en el acto. Todo ocurrió ayer por la tarde.

El hecho fue cerca de las 18 sobre la calle Lobos al 1200, en la intersección con Pedro Goyena, una zona de clase media de Castelar norte. Un testigo que ya declaró ante la justicia contó que observó a Schunk discutir desde la vereda a los gritos con la mujer, que estaba adentro, ventana de por medio. El vecino relató que luego de unos minutos se desentendió de la secuencia, pero al rato escuchó una detonación, volvió a asomarse y observó al hombre alejarse del lugar unos metros, caminar apenas unos pasos hasta el pasto del mismo domicilio, apoyarse un revólver 38 Special en el pecho y dispararse. Los médicos confirmaron que ambos fallecieron en el acto.

Según pudo reconstruir la justicia, el asesino y suicida llegó en su auto hasta el lugar, lo estacionó sobre la calle Pedro Goyena, y caminó hasta el domicilio de Posse. Los agentes policiales constataron que fue el responsable de la matanza porque tenía el arma en su poder y restos de pólvora en la mano. Además, la bala que acabó con la vida de su pareja fue disparada desde ese revólver. Lo que no se conoce es el motivo de la discusión ni de los disparos.

El hijo de Matilde, que no vivía con ella, fue ubicado y llegó al lugar a los pocos minutos, pero informó a los agentes policiales que desconocía la relación entre su mamá y Schunk. La casa estaba cerrada por dentro y personal de Bomberos y de Defensa Civil debió forzar la puerta, pero al ingresar constató que el cuerpo de la mujer yacía sin vida.

En la casa habían al menos una foto y una carta que certifican la relación que mantenían. Schunk vivía en Haedo y tenía una hija, que declaró a los investigadores que conocía el vínculo amoroso de su padre con Posse.

Doble homicidio en Castelar