fbpx
martes 20 de agosto, 2019

Zapatillas para los que menos tienen: otra movida en el oeste para sumarte a la solidaridad

La organizan María Laura Companys y Fernanda Supzeszyn, dos mujeres que ya son un emblema en dar una mano a quienes más lo necesitan. Ya juntaron mochilas para el comienzo de clases, juguetes para el Día del Niño y cajas navideñas.

Piecitos que crecen
No hace falta que el calzado sea de marca: lo importante es que esté en perfectas condiciones

Siempre hay posibilidades de dar una mano cuando existe gente con necesidades y otra que está dispuesta a ayudar. Quizá, la falta de nexos confiables aleja a la población solidaria, que expresa su amor al prójimo en la tragedia dolorosa que sacude a pueblos enteros. Las inundaciones u otras catástrofes naturales son sinónimo de un mecanismo que se enciende en la adversidad más profunda.

Pero en la región oeste hay una dupla que ya se consolidó como emergente de una sociedad que durante todo el año se la ingenia para pensar en el otro y en cómo ayudar de una manera que involucre a las grandes mayorías populares. No se trata de pedirle algo al que tiene y le sobra, sino de juntar voluntades con ganas de mostrar que el argentino, de por sí, es alguien solidario.

María Laura Companys y Fernanda Supzeszyn ya hicieron campañas para juntar mochilas en el inicio del ciclo lectivo, juguetes para el Día del Niño y cajas navideñas. Ahora van por un nuevo desafío: zapatillas y medias para los chicos que están en pleno desarrollo y sumidos en la extrema pobreza.

La flamante movida, denominada ‘Piecitos que crecen’, se trata de recolectar calzado infantil de distinto tipo y talla para entregar a poblaciones vulnerables. “Algunos niños carecen de un par de zapatos en condiciones dignas para usar a diario, incluso en algunos casos el drama se extiende, traspasa los límites y los niños asisten al colegio descalzos”, cuentan las promotoras de una esta iniciativa.

¿De qué se trata la propuesta? De preparar calzados para proveérselos a niños cuyas familias estén en situación de necesidad. En esta oportunidad, y por pedido de los responsables de los comedores, hogares y escuelas que serán destinatarios de todo lo recolectado, están solicitando también acompañar el calzado con algún alimento no perecedero y/o artículo de higiene personal. Incluso con medias, ya sean compradas o de tipo artesanal, tejidas a mano por ejemplo.

Como en toda campaña solidaria, no se trata de sacarse de encima lo que ya no sirve sino pensar en serio en que hay alguien que recibirá esa donación y la usará, por lo tanto, lo mínimo indispensable es entregarlo en perfectas condiciones. No es condición excluyente que sea nuevo el calzado: puede estar usado pero estar limpio y en excelente estado.

“Si el calzado es nuevo dejalo en la caja y si es usado coloca el calzado en una bolsa transparente e identificalo con un cartel donde figure el género del destinatario y el talle del mismo. Si podés acompañá el calzado con un par de medias nuevas”, describen Companys y Supzeszyn. Los destinatarios de la acción serán hogares, escuelas, comedores y familias en situación de calle del interior del país y del conurbano bonaerense.

Para más información sobre la campaña, este es el link para agregarse al grupo

https://m.facebook.com/groups/1587095571359871

Contacto: María Laura Companys 11 3375 3317
Fernanda Supzeszyn 11 5320 0702

PUNTOS DE ENTREGA DE LAS DONACIONES:

Puntos de entrega