fbpx
martes 15 de octubre, 2019

Siguen los trabajos de reordenamiento del tránsito en la Curva de Haedo

Al cambio de sentido de las calles se sumó la instalación de iluminación LED, tareas de demarcación vial, colocación de rejas y señalización en la zona donde se construyeron isletas para el tráfico y los peatones que cruzan Rivadavia.

Curva de Haedo
Los trabajos en la conflictiva Curva de Haedo continúan según el cronograma establecido

El ambicioso plan para reordenar el tráfico vehicular en la conflictiva Curva de Haedo continúa según el cronograma establecido originalmente. Se trata de una iniciativa que se propone mejorar la circulación y la seguridad vial en este histórico punto de conflicto para el transporte público, los automóviles particulares y los peatones, marcado por la presencia de dos barreras de trenes (el ramal Temperley-Haedo del F.C. Roca y F.C. Línea Sarmiento) en apenas 70 metros.

Las modificaciones que están en pleno avance proyectan disminuir el nivel de problemática en la zona, mejorar los tiempos de viaje y la fluidez de los más de 1500 vehículos por hora que circulan por el sector aledaño al paso a nivel de Fasola en hora pico. Hasta ahora, atravesar este tramo de la avenida puede demorar entre 15 y 20 minutos en promedio.

Hasta el momento, al cambio de sentido de las calles se sumó la instalación de iluminación LED, tareas de demarcación vial, colocación de rejas y señalización en la zona donde se construyeron isletas para el tráfico y los peatones que cruzan Rivadavia.

“Prácticamente no le van a quedar a los automovilistas posibilidades de cometer infracciones. A las isletas que ya están hormigonadas le continúa un cordón doble montante que no va a permitir que se haga el giro a la izquierda. Hay que hacer una maniobra muy burda para cruzar la barrera de Fasola en sentido sur-norte viniendo de Morón”, definió hace un par de semanas en secretario de Planificación Estratégica de Morón, Leandro Ugartemendía, en conversación con el programa periodístico Primer Plano, que envió un móvil en vivo hasta el lugar.

MÓVIL EN VIVO DE PRIMER PLANO CON LEANDRO UGARTEMENDÍA

Los cambios de sentido arrancaron sobre la calle Ayacucho, desde 19 de Noviembre hasta Fray Cayetano Rodríguez, a fin de derivar el tránsito con destino hacia Haedo Norte y crear una vía alternativa a la avenida Rivadavia, como lo es Belgrano, su continuación en Ramos Mejía. También del lado Sur se modificó el sentido de 19 de Noviembre entre Raspanti y Ayacucho con el objetivo de garantizar el acceso de los frentistas.

En una segunda etapa que afectará al lado Norte se modificará el sentido de la calle Alberto Vignes, desde Caseros hasta Ramón Carrillo, lo que permitirá eliminar el tránsito que no tiene como destino el cruce de las vías -de hecho, el 83% de los vehículos que circulan por Vignes continúan hacia Ramos/Ciudadela-.

Como complemento, se invertirá el sentido de una cuadra de Caseros, entre Carlos Tejedor y Vignes, lo que facilitará un camino más directo hacia destinos como el Acceso Oeste o Presidente Perón y, al mismo tiempo, evitará la convergencia en el punto de conflicto de este paso a nivel. Cabe destacar que sólo un 26% del flujo de tránsito proveniente de Tejedor cruza las vías mientras que el 74% restante sigue su recorrido por Segunda Rivadavia.

Curva de Haedo
Ya se construyeron las isletas para el tráfico y los peatones que cruzan Rivadavia

“Sabemos lo difícil que es pasar por la Curva de Haedo. Estos cambios que estamos realizando van a mejorar el tránsito y el transporte para los vecinos, que reclamaban hace años una solución para este lugar emblemático”, aseguró el intendente Ramiro Tagliaferro.

La última etapa contempla la construcción de isletas de hormigón de unos 20 cm de altura en el entorno al cruce de las vías para ordenar y regular la circulación, que tendrá un nuevo esquema de movimientos permitidos. Así, el tránsito que viene de Morón hacia Haedo Norte no podrá doblar a la izquierda para cruzar la barrera. Deberá continuar hasta la calle La Paz, tomar Ayacucho y salir nuevamente a Rivadavia a través de Reconquista, donde se colocará un nuevo semáforo.

A su vez, para brindar mayor seguridad para los peatones que cruzan la avenida Rivadavia se generarán nuevos cruces peatonales mediante la prolongación de las isletas, que funcionarán como lugares de espera seguros.

Curva de Haedo