fbpx
martes 17 de septiembre, 2019

Para la Fundación Soberanía Sanitaria, el Hospital del Bicentenario integra una “manada de elefantes blancos” creada por el macrismo

Según información oficial que pudo recoger éste medio, para que el edificio del nosocomio de Ituzaingó esté finalizado se necesitan entre 180 y 210 millones de pesos, pero para que comience a brindar el servicio hospitalario completo, la exigencia en cuanto a los montos asciende, anualmente, al mismo dinero que insumió la edificación: 720 millones anuales.

Hospital del Bicentenario
El Hospital del Bicentenario abre sus puertas en Ituzaingó: la política sorteó grietas y llegó a un acuerdo

Mientras crece la emergencia en los hospitales públicos y se consolida el avance de los servicios de salud privados, el gobierno de Cambiemos redujo el presupuesto destinado a poner en funcionamiento pleno a siete hospitales que hoy “podrían haber atendido 30.700 internaciones, 14.300 partos, 8.730 cirugías y 1.693.000 consultas externas” anuales.

La denuncia fue formulada por la Fundación Soberanía Sanitaria, a través de un informe que Primer Plano On Line publica íntegramente más abajo, en donde se señala que la falta de apoyo a proyectos y construcciones hospitalarias realizadas por el gobierno anterior, entre 2003 y 2015, privó de una atención digna a cerca de un millón de personas.

Los complejos asistenciales de alta complejidad que están funcionando en forma limitada o directamente cerrados son los hospitales del Bicentenario de Esteban Echeverría, Ituzaingó, Escobar –en la provincia de Buenos Aires–, y de Paraná, Entre Ríos. Lo mismo ocurre con los hospitales Samic (Servicio de Atención Médica Integral para la Comunidad) de Cañuelas, Gregorio de Laferrere y Rafael Castillo.

“Las obras en el Hospital del Bicentenario de Ituzaingó se encuentran paralizadas, con un nivel de abandono tal que, como ha trascendido por varios medios de comunicación, este año fueron retirados materiales de construcción, equipamientos médicos y mobiliario del lugar”, señalan en una de las 16 páginas del trabajo. En el caso del Hospital de Ituzaingó, esta denuncia fue desmentida por autoridades sanitarias y del PAMI, señalandoq ue lo único que se retiró del lugar fueron pertenencias de la empresa constructora.

Hospital del Bicentenario

Según indican los promotores del estudio, “para la garantía del derecho a la salud son necesarios, entre otras cosas, los recursos físicos y la tecnología médica disponibles y accesibles a toda la población”. En ese sentido, destacan que “los hospitales son un recurso físico de suma importancia para la atención sanitaria, y son parte de la consolidación de la red asistencial que busca dar respuesta efectiva e integral a los problemas de salud-enfermedad”.

“No puede ser que la lógica sea que cada gobierno tire por la borda lo que hizo el anterior. El sistema de salud tiene que ser una política de Estado”, aseguró Nicolás Kreplak, ex viceministro de Salud de la Nación y uno de los responsables del informe de la Fundación Soberanía Sanitaria.

LEÉ EL INFORME COMPLETO EN EL SIGUIENTE LINK: 

FSS Informe 17-Hospitales y CMN- Octubre 2017

Como informó Primer Plano On Line hace una semana, en cuanto al Hospital del Bicentenario de Ituzaingó no se trata sólo de terminar la obra civil sino de asegurarse el dinero para su funcionamiento. Según información oficial que pudo recoger éste medio, para que el edificio esté finalizado se necesitan entre 180 y 210 millones de pesos, pero para que comience a brindar el servicio hospitalario completo, la exigencia en cuanto a los montos asciende, anualmente, al mismo dinero que insumió la edificación: 720 millones anuales, con actualización según el índice inflacionario.

El Hospital de Ituzaingó será clave para descomprimir la necesidad de prestaciones de salud en la Región Sanitaria VII, que abarca a los Municipios de General Las Heras, General Rodríguez, Luján, Marcos Paz, Merlo, Hurlingham, Ituzaingó, Morón, Tres de Febrero y Moreno. Sumados, totalizan 2.253.772 vecinos. Así, la oferta de internaciones que en promedio es de 22 camas cada 10 mil habitantes, llegaría a 62.500 personas al contar con 140 camas de internación, además de partos, cirugías, consultas externas y atención ambulatoria.

Hospital del Bicentenario