fbpx
jueves 19 de septiembre, 2019

Te lo había anticipado Primer Plano On Line: el Gobierno Nacional busca más casos de sindicalistas flojitos de papeles

Luego de un artículo publicado por éste medio, ahora los diarios de tirada nacional pusieron la mira en los dichos del presidente Macri, que pidió avanzar contra la mafia imperante en los gremios. Hay un hombre de la región oeste apuntado.

Santa María, Quintana y Ledesma
Santa María, Quintana y Ledesma, el trío de dirigentes sindicales apuntados por el Gobierno nacional

Como presidente, Mauricio Macri habló por primera vez en público de mafias en abril de este año, en vísperas del paro general de la CGT. Por entonces se había referido a las mafias sindicales, empresariales, políticas y judiciales. Prometió desterrarlas. Sin embargo, el mensaje tenía un único destinatario: los gremios. Así te lo había anticipado Primer Plano On Line el pasado 5 de octubre. Y ahora la mirada en este proceso la pusieron los medios de tirada nacional.

A siete meses de la declaración, tras el triunfo electoral y en proceso de impulsar reformas de fondo, Macri reitera en privado casi como una obsesión la necesidad de avanzar sobre sindicalistas que no se amolden a la ley. Solía antes apelar como caso testigo al de Omar Enrique “Caballo” Suárez, ex jefe del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), pero ahora su latiguillo es con Juan Pablo “Pata” Medina el ex referente de los albañiles de la Uocra en La Plata que cayó preso.

“Sabemos que hay más sindicalistas que operan como el «Pata» Medina. Sucede con muchos en el interior, donde todavía percibimos que hay sobrecostos en las obras y licitaciones”, confesó un funcionario del Ministerio de Trabajo que tiene trato cotidiano con los gremios. Se lo dijo al diario La Nación un asesor de Jorge Triaca, que también escuchó del Presidente su preocupación por los sobreprecios que engordan la recaudación en negro de sindicalistas.

LA NOTA DE PRIMER PLANO ON LINE PUBLICADA EL 5 DE OCTUBRE

http://www.primerplanoonline.com.ar/index.php/2017/10/05/conoce-los-gremialistas-gobierno-nacional-la-mira-avanzar-mani-pulite-sindical/

Junto con la caída del «Pata» Medina se dieron casi en forma simultánea los desplazamientos de los caciques de otras seccionales que estaban en la mira y donde había denuncias similares: extorsiones a empresarios para sumar personal de más a las obras y pagos adicionales. En algunos casos se registraron problemas por la venta de drogas en las obras. La caída de los jefes bahienses de la Uocra Humberto Monteros y José Burgos fue el primer coletazo por lo de Medina. Acumulaban denuncias penales y su modus operandi era similar al del líder platense.

El Gobierno supervisa de cerca la de Lomas de Zamora, que estuvo liderada hasta 2014 por Walter Leguizamón, quien ganó trascendencia por los enfrentamientos a tiros por el control de obras en el conurbano. Está prófugo desde hace dos años. También hay sospechas sobre la seccional de Quilmes, conducida por Juan “Lagarto” Olmedo, un hombre de Sergio Massa que es, además, vicepresidente del Concejo de Florencio Varela. El último antecedente de Olmedo fue la agresión a concejales kirchneristas en plena sesión. En Trabajo descartan una avanzada contra los sindicatos, pero advierten que seguirán de cerca el caso de la Uocra ante las denuncias, muchas veces anónimas, de extorsiones y sobreprecios en las obras.

EN LA REGIÓN OESTE Y DEMÁS

Sindicalistas en la mira
La cúpula de la CGT mantiene una relación cordial con el Gobierno nacional en medio del debate por las reformas

El primero de los nombres que tiene en la mira el Gobierno nacional es el de Julio Rubén Ledesma, titular del sindicato de Empleados de Comercio de zona oeste (SEOCA). Según pudo saber Primer Plano On Line, se le detectaron innumerables viajes al exterior y varias propiedades familiares en el interior del país. Le dicen ‘El Negro’, es diputado provincial por el Frente Renovador de Sergio Massa hasta diciembre, dado que no logró la reelección, y uno de los principales oponentes al proyecto para dividir La Matanza.

En los próximos días, el Gobierno y sus sabuesos pondrán la lupa en los movimientos de las cuentas del gremio mercantil de zona oeste. La mirada está orientada, al igual que en el caso de Medina, a empresas que son proveedoras del sindicato y estarían ligadas a Ledesma. En donde sí consiguió ser reelecto es en su sindicato por un nuevo período.

El segundo de los dirigentes de la provincia de Buenos Aires apuntado es Carlos Quintana, titular de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) bonaerense. Cambiemos tomó la determinación de hacerlo caer en desgracia en los siempre intrincados pasillos de la justicia. Lo apuntan por el desfalco contra IOMA -UPCN es codirector del organismo-, por “tentativa de lavado de activos”, a partir de que fue demorado, en 2011, cruzando a Uruguay con 45 mil dólares encima. Las investigaciones posteriores al escándalo determinaron que el sindicalista y su esposa totalizaron más de mil viajes a la República Oriental.

El tercero de los señalados excede al territorio bonaerense y tiene una trascendencia mayor por tratarse, además de un gremialista, del titular de un conglomerado de medios, como el diario Página 12 y la AM 750. Se trata de Víctor Santa María, titular del PJ porteño y referente máximo del sindicato que nuclea a los porteros.

Santa María está en problemas desde que la Unidad de Información Financiera (UIF) detectó operaciones sospechosas por $ 4.000.000 en Suiza, cuyas pruebas fueron presentadas ante el juzgado de Claudio Bonadío. La maniobra financiera bajo la lupa vincula al Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (Suterh), el gremio que lidera Santa María desde 2005 y en donde acaba de obtener una nueva reelección. Desde el Ministerio de Trabajo apuestan a que se acelere la ofensiva judicial contra Santa María, aunque reconocen que podrían incidir otros factores para dilatar el proceso.