fbpx
lunes 16 de septiembre, 2019

Datos oficiales dan cuenta de una fuerte baja de hechos de inseguridad en Hurlingham

Planes implementados por el Municipio además del refuerzo de personal y móviles girados desde provincia repercutieron en una mejor prestación del servicio policial preventivo en el distrito. Una empresa donó al Gobierno local cámaras de seguridad.

Damián Feu
Damián Feu, secretario de Seguridad de Hurlingham, durante la entrevista con Adrián Noriega en Primer Plano

Hablar de seguridad o de inseguridad en un marco de violencia creciente suele ser complejo. Y mucho más cuando se presentan estadísticas públicas, porque mientras exista un ciudadano que padeció un delito para esa persona se trata del cien por ciento el hecho del que fue víctima. Y poco importa, en ese caso, contar las bondades de políticas públicas tendientes a disminuir la acción de malvivientes.

Pero como medio de comunicación también es un deber contar cuando los resultados se perciben. Por caso en Hurlingham, entre enero y noviembre del año en curso, los números concretos reflejan que hubo:

-Cero secuestros extorsivos
-121 allanamientos de droga
-50 % menos denuncias de motochorros
-Cero robo de bancos
-60 % menos de escruches (ingreso a viviendas cuyos habitantes se ausentaron por un lapso determinado)
-Cero entraderas
-30 % menos de denuncias sobre violencia de género

Entrevistado por Adrián Noriega en la emisión semanal del programa periodístico Primer Plano, el secretario del área a nivel comunal, Damián Feu, explicó los alcances del plan instrumentado desde el Gobierno local, que consiste en el aumento de efectivos policiales patrullando las calles, las postas en el límite de ingreso y egreso al distrito, y una subdivisión en las cuadrículas para que los móviles tengan menos cantidad de calles asignadas al patrullaje.

“Hay un programa integral de seguridad que nos permitió bajar notoriamente el delito”, aseguró Feu, quien también explicó que los programas de combate a la inseguridad se van aplicando según las necesidades de cada barrio. A esos elementos mencionados, se sumó la entrega de botones antipánico que son fabricados por la propia Secretaría de Seguridad con un costo de 9 mil pesos, que está conectado a una alarma vecinal que emite alertas para que las autoridades intervengan en no más de dos o tres minutos.

Asimismo, ayer la empresa Brújula donó a la Municipalidad 10 cámaras de seguridad, que fueron recibidas por el intendente Juan Zabaleta.