miércoles 13 de diciembre, 2017

Violencia de género: marcharon contra un oficial del Ejército que golpeó en un hospital a su ex pareja que tenía su beba en brazos

Ocurrió en Campo de Mayo, donde recluta el efectivo de la fuerza nacional. El acusado por violento y golpeador, Gonzalo Matías Acosta, estuvo detenido unas horas tras el gravísimo hecho y luego liberado.

Oficial del Ejército golpeador
A la izquierda, la manifestación que concurrió a Campo de Mayo; a la derecha, el oficial del Ejército Gonzalo Matías Acosta

Carla Solange Centurión vivió una situación de terror de esas que lamentablemente se suceden con frecuencia no sólo en el conurbano sino en todo el país. El pasado 27 de noviembre, fue a llevar a su beba al hospital Trauma de Malvinas Argentinas. En el camino se encontró a su ex pareja Gonzalo Matías Acosta, de 22 años, quien se subió a la fuerza al mismo remis en que ella viajaba con su hijo.

Al llegar al centro de salud, el sujeto -sin contemplar que estaban en una institución pública y ante la mirada de muchas personas- comenzó a agredirla con golpes de puño y luego patadas en el piso. Hay un agravante a la violenta situación: Carla está embarazada y, además, tenía en brazos a la beba de 10 meses por la que había acudido al hospital: la nena estaba en plena convulsión.

Como consecuencia de la violencia explícita, las personas que estaban en ese lugar dieron aviso a la Policía apostada en el nosocomio, que intervino de inmediato y detuvo a Acosta. El soldado quedó alojado en la comisaría de Pablo Nogués aunque por unas pocas horas. Luego fue dejado en libertad.

La pareja convivió cinco años en el barrio San Atilio, de José C. Paz. Carla presentó varias denuncias por violencia de género y vive en la casa de su mamá junto a su hijo. Pero el la justicia de José C. Paz no aplicó en este caso las restricciones perimetrales de rigor y la joven está sometida a una situación de peligro constante. El sábado, un conjunto de organizaciones que defienden los derechos de las mujeres marchó a Campo de Mayo a exigir justicia y a gritar a todo aquel que quiera escuchar sobre la violencia de la que fue víctima Carla.

Éste no es un caso aislado ya que, hace un tiempo, efectivos de la misma fuerza que prestan servicio en Campo de Mayo abusaron de Laura Lescano, una joven de 27 años estudiante de la Universidad de General Sarmiento que relató que uno de los atacantes se abalanzó sobre ella entre la calle J.M Gutiérrez y Ruta 8 mientras otros tres miraban la situación, hacían comentarios obscenos y se reían.

A la mujer la salvó la presencia de un patrullero, que se acercó al escuchar los gritos y se llevó a los hombres. Allí se los notificó y al poco tiempo se los liberó porque caratularon el caso como una “agresión sexual leve”. En esa ocasión, el Ejército inició un sumario administrativo contra los efectivos involucrados en el ataque.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario