miércoles 13 de diciembre, 2017

“Perdimos, estamos divididos y sin liderazgos”: el crudo diagnóstico del nuevo presidente del PJ provincial

Gustavo Menéndez graficó de esa forma el estado actual de la estructura partidaria que asumirá el próximo 17 de diciembre. Sin embargo se tiene fe: “El próximo candidato a presidente debe salir de los gobernadores o de alguna figura emergente de Buenos Aires”, asegura.

Gustavo Menéndez
El intendente de Merlo y los desafíos que enfrentará en la etapa que le toca conducir a partir del 17/12

En días de campaña, allá por 2013, un chaleco antibalas protegió a Gustavo “Tano” Menéndez de un disparo calibre 38. Dos años después juró como intendente de Merlo y, en unos días, lo hará como jefe del PJ bonaerense, del que hace un diagnóstico malo pero con pronóstico bueno.

Para el alcalde que arrasó en su distrito en las elecciones del pasado 22 de octubre y logró salir airoso de la ola amarilla, “el próximo candidato a presidente debe salir de los gobernadores o de alguna figura emergente de Buenos Aires”. Y enumera nombres como Florencio Randazzo, Sergio Massa, Verónica Magario y Martín Insaurralde. “Mi tarea es que se sienten todos en la mesa. El diagnóstico es malo: perdimos, estamos divididos y sin liderazgos pero el pronóstico es bueno porque tenemos la convicción confluir en el PJ”, aseguró.

Posteriormente, Menéndez usa una figura habitual en vecinos que no comulgan con ideas partidarias ni militancia política. “Hay tipos que están en política para conseguir un laburo. Otros porque quieren poder o mejorar su posición económica. Yo quiero trascender y que mi hijo, que hoy tiene 8 años, dentro de 50 le digan que su padre era un buen tipo y que hizo cosas para los demás”, sintetiza a propósito de sus ganas y proyección.

Menéndez y Gray
Menéndez y Fernando Gray (intendente de Esteban Echeverría) alternarán la presidencia del PJ

¿Hay mayor desigualdad porque gobierna Cambiemos?, le preguntó Clarín al intendente de Merlo. Su respuesta fue algo así como un camino del medio. “Cambiemos no inventó la pobreza. Gobierna hace dos años. Hoy somos el resultado de las decisiones que tomamos en los últimos 20 años. Las consecuencias o los beneficios (del Gobierno de Cambiemos) los vamos a ver en cuatro o cinco”, afirma.

Consultado sobre los altos niveles de aceptación de los que goza Mauricio Macri, Menéndez manifestó que “los dirigentes con los que he hablado coinciden en que el Gobierno va a llegar golpeado a 2019 por la situación económica, producto de su propio accionar”. Y apuesta: “Si llegan golpeados y enfrente no estamos organizados, van a poder repetir. Por eso tenemos que armar un frente coherente. ¿Qué es un frente coherente? Que no ocurra eso de que un dirigente vote a favor de la reforma y otro diga que no está de acuerdo. Pero para eso tenemos que hablar entre nosotros para que haya unidad de concepción y unidad de acción”, sintetizó.

“¿Cómo se logra? Teniendo un espacio de diálogo donde se sienten los gobernadores, los sindicatos, las autoridades partidarias. Un defecto del PJ es que cuando llegamos al gobierno, por la conducción vertical, nos olvidamos de discutir. Eso es autodestructivo”, finalizó el nuevo titular del PJ bonaerense.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario