fbpx
martes 23 de julio, 2019

Sol Pérez habló de prostitución y quedó envuelta en una polémica por el mal momento que vivió en una fiesta

"Me contratan para hacer la conducción de un evento y al final soy como la prostituta”, había expresado la rubia en su cuenta de Twitter. La cruzaron por su referencia a esa actividad como algo inferior o inclusive nociva. Enteráte los motivos de su furia.

Sol Pérez
Sol Pérez, la chica del clima, furiosa por el mal momento que pasó en un evento privado

Sol Pérez (23), ‘la chica del clima’ de TyC Sports y vecina de Ituzaingó, denunció en las redes sociales haber vivido un lamentable episodio al presentarse para conducir un festejo de fin de año de una importante marca deportiva. De acuerdo al mensaje que la joven compartió en su cuenta de Twitter, ella fue contratada para conducir dicho evento pero “al final” terminó siendo “como la prostituta” de la noche.

“Me contratan para hacer la conducción de un evento y al final soy como la prostituta del evento, no estaría entendiendo. ¡Una vergüenza!”, fueron las palabras textuales que la también participante de ShowMatch escribió en las redes. Sin embargo, su incidente no había quedado del todo claro para sus fans y ella aprovechó una entrevista radial con Catalina Dlugi para aclarar lo sucedido.

“Me pasó en un evento algo que jamás me había pasado. Me contratan para hacer la conducción pero yo no podía porque era hasta las cuatro de la mañana y no me daban los horarios”, comenzó explicando la revelación del Bailando 2017. Y siguió: “Entonces me dijeron ‘venite después de bailar’. Llegué a las 00.30, pregunto qué tengo que hacer porque había dos conductores (Noelia Marzol y Sergio Goycochea) y me dicen ‘tenés que subir al escenario y cantarle el feliz cumpleaños al dueño, vos sos como la sorpresa del evento porque nadie sabe que venías'”.

En ese momento, Sol recordó que le puso “buena onda” a la situación aunque le pareció raro que no le hubiesen armado “una rutina”. “Me dijeron es el que está con los ojos tapados, entonces le destaparon los ojos, nadie dijo mi nombre ni una presentación mínima, y yo le pregunté cómo había arrancado la noche, pero él no me contestaba demasiado”, aclaró la también modelo. En medio de todo ese mal entendido (al final el cumpleañeros era otro), Sol aseguró que se “quedó helada” pero así y todo siguió remando la situación.

“Cuando finalmente subió al escenario el señor del cumpleaños me dice ‘bueno bailemos reggaetón’ y le digo ‘no mejor bailemos cuarteto que es más universal y pueden bailarlo todos’. Entonces empezamos a bailar y digo ‘bueno ahora cantemos el feliz cumpleaños’ y la chica que estaba haciendo la conducción (por Noelia) dice ‘no, sigamos bailando'”, agregó indignada.

“Cuando bajamos les dije ‘me están contratando para hacer una conducción y cuando subo al escenario nadie me presenta’. Además me sentí mal porque ni siquiera era el cumpleaños de la persona que tenía que sorprender y después no entendí eso de ‘le traemos a la chica que le gusta’, ¿y yo le tenía que bailar? No sé, no entendí muy bien qué es lo que tenía que hacer, me quedé helada”, repitió una vez más la rubia.

Ya hacia el final de su descargo, Sol reconoció que los organizadores del festejo le dijeron “que había sido un malentendido” pero que a ella esa explicación no le alcanzó. “Faltaba que me metieran en una caja y que yo saliera para decir ‘sorpresa’. Si me plantean eso de entrada no voy porque no es lo que me gusta, me sentí utilizada y me la pasé llorando. No quiero que me vuelva a pasar. Yo no hago fiestas privadas”, cerró la presentadora del clima.

Sin embargo, buena parte de los comentarios que ella recibió en Twitter también manifestaron el descontento de muchas personas que sintieron sus palabras ofensivas al referirse a la prostitución como si fuera una actividad inferior a otras o inclusive nociva. “Una vergüenza que estigmatices nuestro trabajo”, le escribió una trabajadora sexual a Pérez que como tantas otras se quejaron de los dichos de la blonda.

En tanto, Georgina Orellano, secretaria general de la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAR), escribió: “El problema no es ser prostituta el problema es que las putas no tenemos derechos y estamos expuestas a constantes situaciones de violencia institucional y estigma social como el que estás reproduciendo vos. Esperamos tus disculpas públicas sino marcha una denuncia al INADI”.