jueves 19 de julio, 2018

Envases del Plata: tras la nacionalización del conflicto, se dictó la conciliación obligatoria y fueron reincorporados los 35 trabajadores despedidos

Con el apoyo del secretario general de la UOM Antonio Caló a su par local, Sergio Souto, el conflicto tomó estado público de forma masiva y ayudó a destrabar el conflicto en el Ministerio de Trabajo provincial. La planta de El Palomar está normalizada y para los próximos 15 días se espera la resolución definitiva de los puntos en disputa.

Planta tomada: los trabajadores concentrados en diálogo con Souto, su representante gremial, horas antes de que se decretara la conciliación obligatoria.

Finalmente en el día de ayer se  produjo la audiencia  en el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires a partir del despido de 35 empleados de la fábrica Envases del Plata S.A., cuya planta se encuentra radicada sobre la calle Marconi 1035 de la localidad de El Palomar en el partido de Morón.

Después de unas seis horas de tratativas, se logró la conciliación obligatoria. Sergio Souto, secretario general de la UOM Morón fue el negociador en representación de los trabajadores cesanteados. “No fue fácil llegar a este logro” aseguró al culminar el encuentro y agregó: “es una concesión que en términos políticos no suele hacer este gobierno, ni a nivel nacional ni provincial, aunque afortunadamente decidió decretarlo finalmente”.

Una vez anunciada la determinación ministerial, la empresa pretendió licenciar a los trabajadores despedidos y pagarles el sueldo sin que entraran al establecimiento industrial. Los delegados de la UOM debieron interceder para revertir esta decisión patronal, ya que el escenario pretendido no representa el espíritu de la conciliación obligatoria decretada y hubiera violado de inicio lo pactado horas antes en el Ministerio.

Una vez que los trabajadores pudieron ingresar a la planta fabril, se reincorporaron para desarrollar normalmente sus tareas. De ahora en más, se interponen 15 días en los que se deberán negociar los puntos que generaron el conflicto.

La presencia del Antonio Caló, secretario general de la UOM, nacionalizó el conflicto y ayudó a normalizar la situación laboral de los cesanteados.
Muchas selfies: La presencia del Antonio Caló, secretario general de la UOM, nacionalizó el conflicto y ayudó a normalizar la situación laboral de los cesanteados.

“En términos concretos, una conciliación obligatoria implica sacar una foto del estado de situación en la fábrica antes de la generación del conflicto” explica Souto. “Ahora todo vuelve a cero: los trabajadores retoman sus tareas; la planta normaliizada continúa con su producción y en adelante se deben discutir los puntos que generaron las controversias que terminaron con los despidos”, detalla el gremialista metalúrgico. Si transcurridos los 15 días establecidos por la conciliación no hay acuerdos, se podría volver al situación inicial con despidos incluidos.

Los puntos de discordia

Las circunstancias que desencadenaron la tirantez entre trabajadores y empleadores fueron en principio por  la incorporación de un equipo con nueva tecnología que hacia prescindir de un trabajador para operarla. Mientras que era habitual que una máquina que cumplía esa misma función requería de dos empleados, ahora uno de ellos no sería necesario y quedaría marginado de su tarea. Debería entonces  pasar a ocupar un puesto en otro sector. Los delegados gremiales de la comisión interna manifestaron ante hecho que sería preciso analizar si efectivamente la nueva dinámica era tal cual lo planteaba la patronal.

En segundo término, los encargados de planta de Envases del Plata S.A. pretendían que los trabajadores de mantenimiento mecánico pudieran cumplir tareas en otros sectores si ocasionalmente  surgía la necesidad. En cambio, los representantes metalúrgicos plantearon que en caso de que esa circunstancia se presentara, se debía compensar a los trabajadores con un adicional.

Fue sobre estos planteos que no se había llegado a un acuerdo y determinaron finalmente el inicio del conflicto. En esta instancia, ambos temas deberán ser negociados durante las próximas dos semanas en el seno de la empresa entre las partes involucradas.

Recordamos que Envases del Plata S.A. es una industria dedicada principalmente a la fabricación de envases de aluminio para aerosoles. Emplea a 400 trabajadores, está conformada por capitales mixtos nacionales y mexicanos, y tiene como principales clientes a compañías como Unilever, Molinos Rio de la Plata y Arcor, entre otros.