fbpx
martes 17 de septiembre, 2019

Información exclusiva sobre el accidente en el que murió una embarazada en Ituzaingó: la justicia confirma que la moto en que viajaba con su novio era robada

En el momento del choque una pareja se presentó en el lugar y refirió al personal policial que había sufrido el hurto hacía pocos minutos. Florencia y Franco viajaban sin casco, a alta velocidad y se cruzaron de carril cuando impactaron contra un Chevrolet Astra.

Muerte de embarazada en Ituzaingó
Florencia y Franco, protagonistas de una historia de amor que terminó en tragedia

Información exclusiva a la que acaba de acceder Primer Plano On Line en base al testimonio de fuentes policiales y judiciales indica que el accidente en el que murió Florencia Belén Sánchez (25), la embarazada que viajaba en moto junto a su pareja Franco Leonel Delgado, se produjo por una mala maniobra del conductor del vehículo de dos ruedas, que impactó de frente al Astra al cruzarse de carril sobre la calle Fragata Sarmiento, entre El Chacho y Del Pretal, en Ituzaingó.

Siempre según lo que figura en el expediente, la motocicleta se movilizaba a alta velocidad (algunas versiones indican que superaba los 100 kilómetros por hora) y ambos ocupantes no tenían casco. El conductor del auto declaró que lo chocaron de frente cuando él viajaba con dirección a Morón. “Se abrieron para pasar a un vehículo y ahí se produjo el choque”, atestiguó.

El impacto contra el vehículo provocó la muerte de la mujer y el bebé que gestaba en su vientre, pese a que fue trasladada con un cuadro gravísimo al Hospital Posadas. Florencia estaba embarazada de cinco meses y además era mamá de otro varón y una niña. Su pareja está internado en el Instituto Güemes de Haedo en estado muy delicado, con fractura de cráneo y de pelvis entre otras lesiones y heridas. Franco también es papá de otra nena.

EL CONMOVEDOR POSTEO DE FRANCO EN EL COMIENZO DE AÑO A SU NOVIA FLORENCIA

El joven que conducía la moto está imputado por el delito de homicidio culposo, por curioso que parezca. Es que, para la justicia, además de violar leyes de tránsito, fue el responsable de la muerte de su novia y del bebé en gestación. El conductor del Astra contra el que impactaron está por ahora incorporado a la causa en condición de testigo, aunque se espera el análisis de sangre que la fiscal ordenó le realicen para corroborar si estaba alcoholizado al momento del hecho. Esa muestra ya ingresó en el Laboratorio Químico Policial de La Matanza y los resultados pueden modificar su situación procesal según lo que arrojen.

“Venía manejando a escasa velocidad, es un vecino del barrio, y la moto se le cruzó por delante. No llegó a evitar el choque, no es el responsable”, indicó una fuente de la investigación. Es más: agregó que paró a 50 metros del lugar del siniestro y tuvo que ser “salvado” por un vecino porque conocidos de Franco y Florencia quisieron lincharlo.

Otro dato que pudo ser confirmado por éste medio señala que, a pocos minutos del siniestro, se presentó en el lugar una pareja (un hombre de apellido Gómez) indicando que la moto en la que viajaban Franco y Florencia se las habían robado hacía un rato “en una plaza”. Esa denuncia fue ratificada en sede policial dos horas más tarde. Sin embargo, esta mañana un familiar de Florencia se acercó hasta la comisaría para desmentir esa información y explicar que el rodado les había sido prestado a Florencia y Franco. Sin embargo, todavía ese dato no fue incorporado al expediente porque el allegado no brindó su testimonio ante la fiscal del caso, Gabriela Millán. A propósito: desde la fiscalía indicaron que si alguien tiene algún otro dato para aportar se acerque a la Policía o a sede judicial para brindarlo.

Asimismo, y respecto de la información que publicó por la mañana Primer Plano On Line, fuentes policiales explicaron que el conductor del Astra había estado demorado y no detenido por una discusión de fin de año con un vecino.