fbpx
viernes 18 de octubre, 2019

Empezó a sentirse la medida de fuerza de los recolectores de basura: las bolsas se acumulan en las calles del Gran Morón

Como anticipó anoche Primer Plano On Line, el gremio Camioneros dispuso un quite de colaboración en el sistema de recolección de residuos domiciliarios. Pero anticipan que, de no cesar el conflicto, se va a sumar el transporte de caudales y el de combustible.

Conflicto con recolectores
Las imágenes de ésta mañana grafican el conflicto que seguramente irá creciendo en los próximos días, con la basura en las calles

La primicia que brindó anoche en exclusiva Primer Plano On Line empieza a tener reflejos concretos en las calles del Gran Morón. Como consecuencia de un quite de colaboración en disconformismo porque las empresas del sector se niegan a abonar el bono de fin de año que los trabajadores perciben desde hace 8 años, la basura empieza de a poco a acumularse en todo el conurbano bonaerense.

Como informé éste medio, la medida implica que los empleados que recogen la basura domiciliaria en vez de correr van a caminar en su horario de trabajo y los residuos que queden sin retirar de los canastos quedarán allí por tiempo indeterminado. Es un conflicto que abarca la recolección en provincia de Buenos Aires y a la capital federal.

CGT Morón
Marcelo Notario, secretario general del gremio de Camioneros en Morón

“La medida va a seguir hasta que la cámara empresarial firme el acuerdo. Y de a poco se van a ir sumando otras ramas, como el transporte de caudales y el de combustible. Y después vendrán otros sectores hasta que tengamos el compromiso firme que se pague lo que le corresponde a los trabajadores”, explicó a Primer Plano On Line el secretario general del sindicato de Camioneros en Morón y, además, uno de los conductores de la CGT regional.

Consultado por éste medio sobre la posibilidad de que los Municipios implementen un sistema alternativo de recolección por cuestiones de índole sanitaria, Notario expresó que “estarían metiéndose en un conflicto con los trabajadores, así que esperemos que no lo hagan”, y detalló que “aceptamos y de hecho pusimos como prioridad hacer los hospitales, pero no vamos a permitir que nadie nos rompa la medida de fuerza”. “Es un reclamo justo del cual había un compromiso y por aprietes del Gobierno Nacional la cámara se niega a firmarlo”, concluyó.

Conflicto con recolectores