fbpx
martes 23 de julio, 2019

“Mientras el asesino de mi papá está libre, mi hermanito de 13 años me dice que ya no cree en la felicidad”

La hija de Juan José Castilla, el camionero que murió por el desastre que provocó Alan Rodríguez en el Camino del Buen Ayre, se enteró a través de Primer Plano On Line de que el responsable de dos muertes por manejar borracho fue dejado en libertad por la justicia de Garantías de Morón.

Tragedia en Ituzaingó
Juan José Castilla y Mariana Murcia en una foto que refleja la pareja feliz que conformaban

“Es una locura lo que hizo la justicia. No puede ser que una persona vaya y mate a dos personas siga su vida como si nada. Del Estado nadie se acercó para brindarnos contención, y mucho menos para decirnos que el quedaba libre, que es lo mínimo que merecíamos”. Las palabras pertenecen a Candela, la hija de Juan José Castilla, el camionero que murió el pasado 15 de febrero producto de las maniobras que realizó Alan Rodríguez, el dj que manejaba con el triple de alcohol en sangre que lo permitido y causó las muertes de Castilla y de Martín Galarraga.

“Nosotros estamos destrozados, sin poder dormir, sin ganas de nada. Él sale y sigue normal, como si lo que le hizo a mi papá hubiera sido un saludo”, agregó Candela en diálogo con Primer Plano On Line. Junto a ella estaba Mariana Murcia, la viuda de Castilla, pero aún conmovida por la noticia se disculpó debido a que le costaba hablar. La semana pasada, ambas tienen decidido viajar a Buenos Aires desde General Pico, la ciudad pampeana donde viven, para intentar conversar mano a mano con el juez Jorge Rodríguez y con la fiscal Graciela Biassotti, quien según pudo saber éste medio, apelará la libertad otorgada por el magistrado al imputado.

Tragedia en Ituzaingó
Así quedó el auto que manejaba Alan Rodríguez y que provocó el desastre en la Autopista del Oeste

“Estamos dispuestos a golpear las puertas que sean necesarias, sin parar hasta que mi papá y Martin tengan la justicia que se merecen y que Alan Rodríguez reciba una condena ejemplar. Realmente nos mató en vida, todo lo que te pueda contar de mi papá es poco. Pero somos muchas familias destrozadas que no sabemos cómo vamos a salir, sabemos que juntos. Pero casi con poca esperanza sobre la justicia. Mi papa, ni Martin merecían morir así en manos de este asesino”, expresó Candela.

Primer Plano On Line también intentó comunicarse con la viuda de Martín Galarraga, pero no fue posible. Lo que sí supo éste medio es que la familia del motoquero decidió cambiar el abogado que los representa, y le dio el poder a Juan Carlos Di Loreto. Por ahora no anunciaron ninguna marcha ni movilización, pese a que la semana entrante se cumplirá un mes de la tragedia.

Familia Galarraga
Los familiares más cercanos de Martín Galarraga elevan un grito por justicia por las víctimas del asesino al volante Alan Rodríguez

Siguiendo el relato de Candela Castilla, la mujer recordó que “mi viejo era un laburante, un ser que era amados por todos, que siempre pensaba en el otro y que siempre nos decía, cuando agarrábamos el auto, que ni se nos ocurriera tomar y manejar”. “Mirá qué ingrata la vida que murió así”, reflexionó.

Y completó su relato con el drama silencioso que viven muchas familias que son víctimas de la irresponsabilidad al volante, y que pueden tener un instante de presencia en los medios en medio de la noticia pero que al poco tiempo sólo encuentran soledad y vacío alrededor. “Su mujer, para la cual fue su primer y único amor, está destrozada pero siendo una leona queriendo justicia en memoria de él, y sobre todo por mis hermanos, que son dos grandes hombrecitos igual que mi viejo pero con 18 y 13 años”, narró. Y cerró con la frase que le dio título al artículo. “Mientras Alan está libre, nosotros tenemos que escuchar que mi hermanito de 13 años me diga que ya no cree en la felicidad. Que el 15 de febrero ese HDP le mató la felicidad para siempre”.