lunes 17 de diciembre, 2018

Pesar por la muerte de Beto Lossino, un estandarte del Club Deportivo Morón

Beto Lossino (centro): se fue un homber que dejó su legado de trabajo y amor por el Deportivo Morón.

Roberto “Beto” Lossino fue socio, ex dirigente, jefe de Prensa y pieza fundamental en la comunicación del Club Deportivo Morón. Amado por todos, murió esta madrugada en paz en su casa, rodeado de sus seres queridos, con la misma sencillez con la que vivió y trabajó desinteresadamente por el club de sus amores.

Fue ejemplo de sus sucesores en el área de Prensa del club, a quienes acompañó transmitiéndoles su experiencia única que siempre estuvo impregnada del gran amor que lo unía al Gallo. Deja así un legado único que todos los que lo conocieron le atribuyen.

Tan profunda fue su marca en el club, que las cabinas de Prensa del Viejo Francisco Urbano llevaban su nombre. Con la inauguración del nuevo estadio, no hubo duda alguna de que ese reconocimiento debía permanecer intacto y así se bautizó ese espacio asignado a los medios de comunicación propios y ajenos que llegan a la cancha del Deportivo Morón para hacer sus coberturas.

El presidente Alberto Meyer lo recuerda con inmenso cariño y describe el vínculo que los unía: “cuando me afloraba mi carácter cascarrabias, Beto siempre me bajaba los decibeles con parsimonia y dulzura. Era un trabajador incansable, limpiaba los palcos de prensa y hasta el último rincón del club desinteresadamente. Fue reconocido como un decano de la prensa institucional del club y como persona fue admirable. Su cabeza era una agenda, no olvidaba ninguna fecha, estaba atento a los cumpleaños de todos”.

Primer Plano On Line recogió también el testimonio de quienes tomaron de su propia mano  la posta de la comunicación del club y lo conocieron en el ejercicio de ese rol. Pablo Vázquez, actual jefe de Prensa del Deportivo Morón, asegura que Lossino “era una de esas personas a quien siempre te querés parecer. Respetado por los medios partidarios del club y por aquellos que nos visitaban, estaba siempre en el mínimo detalle y solucionaba cualquier problema que pudiera surgir”. En su recuerdo final Vázquez asegura que “Beto seguirá siendo en nuestros corazones el gran jefe de prensa honorario recordado por todo el mundo Morón”.

Roberto "Beto" Lossino, un hombre al que todos respetaban y quedará en el recuerdo eterno de los socios del Gallo.
Roberto “Beto” Lossino, un hombre al que todos respetaban y quedará en el recuerdo eterno de los socios del Gallo.

Ningún recuerdo de sus antecesores desentona. Lossino fue definitivamente  un ejemplo a seguir. Así lo expresa Gustavo Requelme quien también pasó por el Departamento de Prensa del Deportivo Morón: “el eterno Beto Losinno ha sido y será por siempre nuestra referencia máxima, el espejo en el que siempre procuramos reflejarnos y nuestro faro profesional permanente, convertido desde hace horas en la estrella más brillante en el firmamento “rojo y blanco”. Nos guiará eternamente con su sencillez, su ejemplo austero, su legado generoso y su apasionamiento por el club que compartimos y la función profesional que abrazamos, al verlo trabajar durante tantos años con la dedicación, la calidez, la alegría y el desinterés de esos amores únicos y para toda la vida”, concluyó.

A su tiempo, José Luis Chammah, otro compañero en el camino de la comunicación del club, lo recuerda como “un profesional, trabajador incansable y una suerte de embajador de nuestra institución, Entendía que el trabajo de prensa tiene mucho hacia afuera y se desvivía por elevar el nombre del Deportivo Morón a lo más alto. Beto era reconocido por todos los clubes del ascenso, respeto que se ganó a fuerza de un gran trabajo y su responsabilidad por ese rol. Su legado y su aprendizaje será imborrable”.

Además del regentear el área de comunicación del Gallo, Lossino fue también dirigente: acompañó como secretario a Francisco Urbano en el último periodo de su presidencia. En ese rol, Walter Rodríguez, otro de sus sucesores y compañero de Prensa lo recuerda como “un caballero que sabía manejar las relaciones públicas con propios y extraños. Celoso de su trabajo, era serio, responsable y muy sensible” Por su parte, compartió su sentir personal más allá del rol de Lossino en el club, asegurando que “a mí me dio todo lo que sabía ayudándome en mi gestión como jefe de prensa; era un hombre bien del Gallo que siempre buscó la unidad y el consenso sin dejar de mostrar su carácter que ponía de manifiesto en la defensa de su lugar”.

Sin dudas Roberto “Beto” Lossino fue un gran hombre, un trabajador incansable, un bastión de fierro para el Club Deportivo Morón; una persona amigable, respetada y querida por todos. Por eso quienes lo conocieron le desean un merecido descanso en paz a este hombre que ya es parte de la eternidad y anidará en el corazón de todos los que como él, aman al club y lo tendrán siempre en su recuerdo.