lunes 17 de diciembre, 2018

Conmovedor y desesperado pedido de la esposa de uno de los tripulantes del ARA San Juan: “El Estado nos soltó la mano”

Jesica Gopar, mujer de Fernando Santilli, difundió un duro mensaje contra el Gobierno y las Fuerzas Armadas en el que los acusa de haber abandonado a los familiares. Mirá el video.

Ara San Juan
Los tripulantes del ARA San Juan en la última foto antes de la desaparición de la nave

Jesica Gopar, la esposa de Fernando Santilli, uno de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan, difundió un duro mensaje contra el Gobierno y las Fuerzas Armadas en el que los acusa de “haberle soltado la mano” a los familiares. “Seguimos estando solas y desamparadas (…) Hay muchas familias que la están pasando muy mal, que casi no tienen para comer”, dijo.

“Soy Jesica Gopar. Estamos a casi 5 meses de cumplirse la desaparición del submarino ARA San Juan. Les quiero contar que el mes que viene vamos a tener que comenzar los trámites para hacer la presunción de fallecimiento. Lamentablemente les tengo que informar que seguimos estamos solas, desamparadas”, dijo Jesica en un video difundido en las redes sociales.

Agregó: “Ellos se fueron, subieron a ese submarino y lamentablemente nosotras quedamos a cargo de todo. ‘Todo’ es las deudas, nuestros hijos, nuestra casa, con nuestras falencias. La gente nos ha ayudado mucho, pero quienes tienen que estar presente, que es el Estado y las Fuerzas Armadas, están totalmente ausentes hasta el momento”.

Gopar dijo que les prometieron “becas para los chicos que estudian”, que “fueron firmadas en enero y febrero y todavía no hay respuestas y las mamás que llevan a los chicos al colegio todavía siguen pagando de su bolsillo como pueden las deudas y sobre todo las cosas que han quedado pendientes inclusive la educación de sus niños”.

“Nada es fácil para nosotros, nuestros esposo no eran ricos; los seguros de vida parten de 10 mil veces, no millones. La vida de mi esposo vale 10 mil pesos. Hay que continuar: les pido que no nos abandonen que nos ayuden, que difundan cada cosa que hacemos”.

Y concluyó, desesperada: “A 5 meses que se van a cumplir el Estado y las Fuerzas Armadas nos han soltado la mano. No nos dejen solos porque los dejaron a ellos solos. Ahora nadie busca el submarino, están a la deriva, ellos dieron la vida por la Patria y la Patria -que no es la gente- los abandona. Ayúdennos; hay muchas familias que la están pasando muy mal, que casi no tienen para comer. La desaparición no salda las deudas y la vida sigue pero con todo esto a cuestas”.