sábado 21 de abril, 2018

¿La vuelta del ‘que se vayan todos’? Una encuesta revela que seis de cada diez argentinos “no le cree a nadie”

Que se vayan todos
La bronca popular va en aumento y no discrimina interlocutores

Una encuesta realizada por la consultora Taquión reveló que seis de cada 10 argentinos “no le cree a nadie”. Al menos esa fue la opción más elegida entre 1632 casos efectivos que se prestaron a responder el relevamiento. El novedoso dato que se desprende del trabajo es que diversos actores sociales cayeron en el descrédito, ya no sólo políticos: periodistas, jueces, empresarios y hasta autoridades religiosas.

Placa descrédito

El mismo estudio de opinión pública dejó como conclusión otro aspecto llamativo, sobre todo porque la lucha contra la corrupción es una de las banderas de Cambiemos, del presidente Macri y de la gobernadora María Eugenia Vidal en tanto principales figuras del oficialismo. Pues bien: de los consultados, en 54,5 considera que el entorno presidencial es mucho (35,5%) o bastante (19%) corrupto. “El gobierno de los CEO´s está sufriendo una fisura importante en la confianza de la sociedad, como siempre el entorno elegido puede llegar a ser la mayor debilidad de los seres humanos”, señalaron los autores del trabajo.

Entre las reflexiones también se infiere que, si bien el nacimiento de Cambiemos fue un hallazgo de la ciencia allá por 2015, dado que las investigaciones más profesionales detectaron la demanda de una porción importante de la sociedad que se había cansado y buscaba una alternativa, el cambio “ya se volvió parte de nuestro ADN cívico y parece que en la arena política ya no hay reglas tan rígidas ni patrones tan establecidos”.

Placa corrupción

“En paralelo, la oposición también busca representar el cambio, en su mayoría hacia el interior de sus fuerzas. Hasta quienes quieren “volver” reclaman un cambio para conseguirlo. Hoy la ciencia sigue detectando un pedido de cambio, pero pareciera que la sintonía entre lo que ofrece el poder político y la gente, no está tan ajustada como antes.

Por eso, la única convicción sigue siendo el cambio, y seis de cada 10 encuestados reclaman un cambio en el modelo de gobierno actual. “Una transformación absoluta o manteniendo ciertas mejoras, pero un cambio al fin”, expresaron los realizadores del trabajo. Eso significa que la mayoría no está contenta, y muy a pesar del gran negocio de la grieta (rentable sólo para el macrismo y el kirchnerismo) 6 de cada 10 argentinos aseguran no ser ni macristas ni kirchneristas puros, o sea, no estar embarrados de grieta.

Por eso la pregunta en torno a la gestión macrista achica los márgenes entre quienes la evalúan como positiva (42,7%) y los que la ven con ojos negativos (51,6%). Pero cuando los consultados tuvieron que responder sobre qué opción elegirían en 2019, la opción cambista se impuso, con casi un 60 por ciento de adeptos a una nueva opción que tampoco tenga que ver con el pasado y que mantenga cosas del modelo de Cambiemos.

Placa 2019

Sé el primero en comentar

Deja un comentario