viernes 25 de mayo, 2018

Los intendentes peronistas armaron un scrum contra la ley que quita impuestos municipales en boletas de servicios

Rechazan la eliminación de las tasas que les cobran a las empresas por las facturas de luz y agua en provincia, pese a que celebraron el límite al tarifazo que aprobó el Congreso nacional. Es un proyecto que ya tiene media sanción del Senado Provincial.

Intendentes contra el tarifazo
Magario, Menéndez y Gray estuvieron en el Congreso nacional en la sesión para limitar el tarifazo

Los intendentes se muestran intransigentes con la gobernadora María Eugenia Vidal y se tensa la discusión por el proyecto para eliminar las tasas municipales de las boletas de luz y agua. El Senado bonarense le dio luz verde a la iniciativa del ejecutivo provincial que establece la disminución de las tarifas de electricidad en un 6 % y de agua un 4 % en la carga tributaria municipal.

El proyecto necesita el aval de la Cámara Baja para convertirse en ley. Cambiemos -que tiene 44 bancas- necesita tres votos más para poder aprobarlo, pero el bloque massista y el de los intendentes dialoguistas – que en otras ocasiones fueron facilitadores- esta vez no están dispuestos a acompañar.

Los intendentes, de distintos colores políticos, están abroquelados frente a esta medida que les haría caer abruptamente la recaudación y denuncian un “desfinanciamiento” de los municipios, sobre todo del Interior. “La Provincia decidió cortar el hilo por lo más fino y hacerles absorber a las comunas una rebaja que deberían financiar las compañías que facturan rentas millonarias”, explica otro.

El Frente Renovador ya había presentado un proyecto en el Senado en ese sentido y ahora un grupo de jefes comunales, articulado por Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), trabaja para presentar en Diputados una alternativa para que las empresas prestadoras se hagan cargo de la reducción del costo.

Entre las opciones que se barajan, se encuentra la ya conversada en la comisión de Asuntos Municipales del Congreso: proponer que las comunas paguen la tarifa de luz a precio de generación y no de distribución. Así, disminuirían las boletas de alumbrado que abonan los vecinos.

Desde el oficialismo confían en que la “presión mediática” hará cambiar de opinión a algunos. Su estrategia es dejar en evidencia la “incoherencia” de los intendentes que van al Congreso Nacional a pedir retrotraer las tarifas y después “no son capaces de hacer ellos un sacrificio por la gente”. La negociación todavía está en marcha, por eso no hay fecha de sesión definida. Se estima que será en la última semana del mes.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario