martes 14 de agosto, 2018

ÚLTIMO MOMENTO: En un fallo inédito, condenaron en Morón a un violento que violó las restricciones perimetrales

La sentencia servirá para sentar presente en casos de denuncias por malos tratos hacia mujeres o niños. En este caso le dieron un año y cuatro meses de prisión que se acumulan con otra pena que ya purgaba el imputado.

Karina Abregú
Karina Abregú se manifestó conforme con la condena y espera que siente precedentes a futuro

El juzgado Correccional Nº 3 de Morón, a cargo del juez Eduardo Palumbo, acaba de condenar a Gustavo Albornoz a la pena de un año y cuatro meses de prisión por el delito de desobediencia, por haberse comprobado que violó en al menos dos oportunidades las restricciones perimetrales de acercamiento que la justicia había dictado para proteger a su ex pareja, Karina Abregú, quien lo había denunciado por violencia de género. La pena es la que había solicitado el fiscal Hernán Moyano.

“Estamos satisfechas con esta resolución judicial, la verdad que no teníamos expectativas en que este fallo sea condenatorio. Pero por suerte lo pudimos lograr, y seguimos logrando precedentes”, señaló Abregú hace instantes en conversación con Primer Plano On Line. En rigor, se trata de un fallo inédito y poco común que seguramente servirá como precedente para futuras decisiones al respecto.

Ocurre que, según las estadísticas oficiales, 7 de cada 10 violentos que reciben impedimento de acercarse a las víctimas incumplen con la medida, y en muchas ocasiones eso termina en femicidios. Sólo en 2017, hubo en Argentina 278 femicidios, en los cuales 105 mujeres tenían una medida de protección para impedir que sus maltratadores se acerquen pero igual fueron asesinadas.

Abregú fue prendida fuego por su ex pareja por Albornoz en 2014. El hombre terminó condenado a 11 años de prisión por intento de homicidio, y purga su sentencia a la que ahora se le suma el fallo de hoy.