fbpx
lunes 16 de septiembre, 2019

Hurlingham es el primer distrito que sancionará el acoso callejero: conocé los alcances de la ordenanza

La iniciativa, impulsada por la concejal Cecilia Sáenz, castiga con distintas multas el hostigamiento, la toma de fotografías sin consentimiento y hasta a los degenerados que se masturban en la vía pública.

Acoso callejero
A partir de la ordenanza, en Hurlingham los acosadores recibirán fuertes multas

El Concejo Deliberante de Hurlingham convirtió a ese distrito en el primer Municipio bonaerense en sancionar una ordenanza que castiga el acoso callejero que padecen mujeres de diferentes edades en la vía pública, y que se manifiesta de varias maneras.

Votada por unanimidad, la flamante norma, impulsada por la concejal Cecilia Sáenz, del bloque de Unidad Ciudadana-Frente para la Victoria, se refiere a los comentarios directos al cuerpo no consentidos, fotografiar o grabar en forma no consentida, al contacto físico indebido no consentido, a la persecución o arrinconamiento y masturbación o exhibicionismo, gestos obscenos u otras expresiones similares.

Proyectos de estas características fueron presentados en La Plata y en Mercedes pero aún no fueron tratados. Por otro lado en la Ciudad de Buenos Aires existe desde el año 2016 y es una contravención. También fueron ingresadas propuestas similares en la Cámara de Diputados de la Nación y en la Legislatura provincial, pero aún no tuvieron tratamiento.

En sus fundamentos, el texto se propone “prevenir y sancionar el acoso en espacios públicos o de acceso público, verbal o físico, que hostigue, maltrate o intimide y que afecte en general la dignidad, la libertad, el libre tránsito y el derecho a la integridad física o moral de mujeres o quienes se perciban como tal, basados en su condición de género, identidad u orientación sexual”.

Además de contemplar multas económicas, la ordenanza estipula la realización de charlas en las escuelas para poder hablar con las adolescentes, que son acaso el sector más vulnerable y las primeras víctimas del acoso callejero vinculado a sus primeros contactos con la independencia y también con visibilizar la sexualidad. “La idea es crear generaciones con otro tipo de conciencia y otro tipo de vínculo con el espacio público y las mujeres”, dijo Sáenz a Primer Plano Online.

En rigor, se trata de amparar el derecho de las mujeres a caminar libremente por la calle sin ser objeto de acoso de ningún tipo y desterrar, entre otras cosas, el mal llamado piropo, sea agresivo o no. Un piropo que puede derivar en otras cuestiones mucho más violentas y que expone a las víctimas a estar permanentemente a la defensiva, al igual que lo que ocurre en el trasporte público.

Acoso callejero
La concejal Cecilia Sáenz fue la promotora del proyecto aprobado de forma unánime

5 Comentarios en Hurlingham es el primer distrito que sancionará el acoso callejero: conocé los alcances de la ordenanza

  1. Me parece que cuando las mujeres abanzan en protejerce del hombre y nos tratan como esclavista o dejenerados olvidan que el hombre tambien es parte de esta sociedad un piropo o tratar de entablar una combersacion con una mujer en la calle yeba muchas veces a la formacion de una pareja hay que tener cuidado cuando se piden sancionar al hombre por que tambien se puede incurir en normas que van encontra de la formacion de una sociedad

  2. Arturo el acoso NO es lo d menos! Seguro sos uno d esos viejos verdes q andan diciendo guazadas x la calle!

  3. Todo muy lindo, pero como lo van a llevar a cabo? O sea, alguien dice o hace algo inapropiado al pasar, lo tengo q taclear y rezar q haya un policía cerca? Totalmente incomprobable es esto, quien se va a quedar para salir d testigo?
    Si hubiera mas policías, q puedan ver en el momento q suceda, tal vez serviría .

  4. Ya que se toman el tiempo para esto … sería bueno también que se ocupen de las necesidades básicas del hospital… que son de terror! Como también la inseguridad que se vive en las calles… el acoso sería lo de menos! Hoy en día es más importante que no te maten por un celular o por un par de zapatillas.

Los comentarios están cerrados.