sábado 23 de junio, 2018

EXCLUSIVO: condenaron a cinco años y cuatro meses de prisión a un padre hallado culpable de abuso contra su propia hija

El Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Morón consideró como probados los abusos que sufrió la menor. De todos modos, el acusado cumplirá arresto domiciliario. Hubo tensión e insultos cruzados entre familiares de la víctima y del ahora sentenciado.

Condena por abuso
El hombre condenado cumplirá arresto domiciliario porque el veredicto no está firme y será recurrido ante Casación

El Tribunal Oral Criminal (TOC) Nº 1 de Morón, a cargo de los jueces Mariana Maldonado, Claudio Chaminade y Juan Carlos Uboldi, condenó a cinco años y cuatro meses de prisión a G.G.S. por haberlo encontrado culpable de abuso sexual contra su propia hija, cometido cuando la niña tenía entre tres y cuatro años, allá por fines de 2013 y gran parte de 2014, cuando la pareja constituida por el padre y la madre de la niña ya estaba disuelta.

Si bien la sentencia difiere de los siete años que había solicitado la Fiscalía y de los once que pidió la querella, lo cierto es que hubo veredicto condenatorio. De todos modos, tanto el particular damnificado, que es la madre de la menor abusada, como la defensa del ahora condenado, anunciaron que recurrirán ante el Tribunal de Casación bonaerense, por lo tanto el fallo no está firme. Asimismo, el TOC 1 dispuso que el imputado quede detenido bajo la modalidad de arresto domiciliario, al tomar en cuenta que siempre estuvo a derecho.

Fiscal Hernán Moyano
El fiscal Hernán Moyano se manifestó conforme con el veredicto condenatorio dispuesto por el tribunal

“Se acreditaron los hechos investigados. Las manifestaciones de la víctima y los informes de los peritos oficiales fueron contundentes. Eso dio sustento al pronunciamiento del tribunal”, detalló el fiscal Hernán Moyano a la salida de la audiencia, que Primer Plano Online no pudo presenciar para preservar la identidad de la víctima, menor de edad, motivo por el cual tampoco se publica el nombre completo del hombre condenado.

La mamá de la nena es la hija del dueño de una escuela privada de Castelar y actuó en la causa como particular damnificada, o sea, la impulsora de la denuncia en contra de su ex pareja. La condena fue abuso sexual simple agravado por el vínculo. Hubo clima de tensión a la salida de la audiencia en la que se dio a conocer el veredicto, con insultos entre familiares de la víctima y del condenado. Pero no pasó a mayores.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario