sábado 23 de junio, 2018

El poliladron de la Federal detenido en Castelar seguirá preso: también está acusado por una entradera en Villa Sarmiento

Agente de la Federal detenido
Lucas Facundo Frías, de 22 años, permanece detenido acusado de dos robos calificados

El juez de Garantías Nº 2 de Morón, Ricardo Fraga, le denegó la excarcelación al agente de la Policía Federal Argentina (PFA) Lucas Facundo Frías, de 22 años, quien permanece detenido acusado de robo calificado agravado por haber sido cometido por personal integrante de una fuerza de seguridad. Como ya informó Primer Plano Online en artículos anteriores, su situación es verdaderamente complicada, pero ahora se le agregó un dato que lo expone a una condena mayor: ahora la justicia lo investiga por una entradera ocurrida tres días antes de su arresto pero en la zona de Villa Sarmiento, en El Palomar.

Por eso motivo, se unificaron ambas causas y la investigación quedó bajo la órbita de la Fiscalía Nº 7, de Matías Rappazzo. La negativa a otorgarle la libertad por parte del magistrado se debe a que las pruebas en su contra son contundentes. Por estos días está previsto la identificación de las víctimas en rueda de reconocimiento.

Frías fue detenido el sábado a las 6 de la mañana luego de una persecución realizada por miembros de la Policía Local de Morón, que patrullaban la zona de Blas Parera y Berlín, en Castelar. Allí, la patrulla recibió una denuncia y pedido de ayuda de parte de un joven al que le terminaban de robar sus pertenencias dos sujetos armados que luego escaparon del lugar.

Según relató la víctima, el vehículo era un Chevrolet Corsa blanco, cuyo dominio no recordaba en su totalidad pero que, como referencia, terminaba en 94. Cuando el móvil alertó sobre el delito, otra unidad de la misma fuerza detectó un auto sospechoso con esas características a las pocas cuadras y lo persiguió con la sirena encendida.

Lejos de frenar, el auto del poliladron pretendió escapar pero se vio encerrado por el tráfico y por el propio boulevard, en Blas Parera y Pinto, a pocas cuadras del lugar del robo. El conductor bajó raudamente del Corsa y escapó corriendo hacia un lado, mientras su cómplice salió en la dirección contraria. Los efectivos de la Local persiguieron al conductor y lograron detenerlo a los 100 metros.

En ese momento, al ser abordado por los agentes moronenses, el sujeto les preguntó por qué lo perseguían y les dijo “soy policía, corrí porque me olvidé el registro”. Después fue esposado. Eran cerca de las 6 de la mañana y llegó refuerzo de la seccional 3º de Castelar para apuntalar el procedimiento. Dentro del vehículo se encontraron un chaleco oficial, su identificación personal, esposas y un cargador. No encontraron el arma, que se sospecha se pudo haber llevado su cómplice. El denunciante lo reconoció como quien lo asaltó, y hasta señaló que en el Corsa estaban las pertenencias que le había sustraído.

Farías, además de ser miembro de la Federal en la División Custodia y Traslados, es hijo de un integrante de una fuerza de seguridad que no trascendió cuál es. En su declaración testimonial ante el fiscal de turno, Farías esbozó como defensa que durante la madrugada de su arresto “estaba con amigos”, que estuvo “alcoholizado” y que le “metieron algo en la bebida”, por lo que no recordaba “nada” del hecho adjudicado.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario