fbpx
martes 17 de septiembre, 2019

EXCLUSIVO: Los secretos del fallo por el cual la justicia condenó a 50 años de prisión al autor de la masacre de la escribanía

Los fiscales del juicio contra el expolicía Ángel Borile detallaron en el programa periodístico Primer Plano cómo fue la investigación para alcanzar un fallo inédito, el primero en los Tribunales de Morón con tantos años de castigo.

Doble crimen de la escribanía
Los fiscales Paula Hondeville y Hernán Moyano explicaron los alcances de una condena ejemplar e histórica contra el asesino Borile

Algunos funcionarios del Departamento Judicial Morón tienen como política explicar los alcances de sus fallos más allá del papel. En rigor, se trata de una práctica saludable no sólo para los medios de comunicación sino también para los familiares de víctimas de delitos, que no siempre encuentran eco a su dolor en aquellos hombres y mujeres ubicados detrás de un estrado.

Anoche, la emisión semanal del programa periodístico Primer Plano, tuvo la oportunidad de dedicar un buen tramo a escuchar los detalles que llevaron al Tribunal Oral Criminal Nº 1 a condenar a 50 años de prisión al expolicía Ángel Borile, quien asesinó a su exmujer Ivana Gómez y al escribano Néstor Rombolá en Ituzaingó. La presencia de los fiscales del juicio, Paula Hondeville y Hernán Moyano, sirvió para esclarecer todos los aspectos de una sentencia histórica, la primera en ese Departamento Judicial que acumula tanta cantidad de años.

“(Borile) Llega con una carga violenta a la escribanía. No sabemos bien el motivo. Presumimos que tenía que ver con la venta de esa propiedad, y algunas dudas o temores que tenía él sobre si se le iba a dar ese dinero”, comenzó explicando Hondeville. “Aparentemente había visto en las inmediaciones a quien era en ese momento la pareja de Ivana, y eso se ve que lo puso nervioso, le trajo desconfianza. Además, estaba esta situación de que Ivana había sido mamá hacía poquitos días”, agregó la fiscal. Ese hijo del que habla es criado casi desde su nacimiento por Karen Gallardo, la hija de la mujer asesinada, que lleva a su hermanito con su tesoro en vida.

Ivana Gómez y Ángel Borile habían estado casados 16 años, y en ese lapso no habían tenido hijos entre sí. Después de la separación, la mujer asesinada rehízo su vida sentimental y al poco tiempo fue mamá. Seis días después de dar a luz fue golpeada salvajemente en las puertas de la escribanía sobre la calle Rondeau, en Ituzaingó, y luego fusilada. El femicida le disparó al menos ocho balazos a quemarropa.

Durante la charla con Adrián Noriega, el fiscal Moyano describió imágenes exclusivas del doble crimen, que dio a conocer el canal Todo Noticias en la jornada de ayer. En esa filmación, que fue captada por las cámaras de seguridad instaladas en el interior de la escribanía donde ocurrió la masacre, se puede percibir el momento exacto del ataque, que fue cometido inicialmente en contra de Rombolá (que cayó malherido en la vereda luego de intentar intervenir para frenar la violencia de Borile hacia Ivana) y luego en contra de la mujer, a la que le vació el cargador.

El escribano se manifiesta incómodo con la escena que veía, les informa a ambos que en esas condiciones la operación no podrá llevarse a cabo y se puede ver cómo el ex policía arrastra a su ex mujer. Cuando ella se niega a salir, el asesino extrae su pistola reglamentaria (la provista por la fuerza de seguridad) y le pega dos tiros a Rombolá para luego apuntar y pegarle ocho disparos a su ex pareja.

El arma homicida fue hallada en la casa del padre del sanguinario criminal, en una moto en la que él se movilizaba antes de darse a la fuga inmediatamente después del doble crimen. En el veredicto, los jueces del TOC Nº 1 consideraron que se trató de un accionar con un total desprecio por la vida ajena y sin ningún tipo de remordimiento. Pero además, uno de los jueces a cargo de la condena, Claudio Chaminade, le agregó el componente de que fue “un cobarde” al no permitir que ninguna de las víctimas se defendiera del sanguinario ataque.