lunes 17 de diciembre, 2018

Detalles de la emotiva presentación de Román Martínez, que volvió a Morón “para ser campeón”

El volante, subcampeón de la Copa Libertadores con Lanús en diciembre pasado, selló su vínculo por tres años con el club del cual es hincha y podrá cumplir el sueño de jugar junto a su hermano Nicolás. Fue recibido por el presidente Alberto Meyer y gran cantidad de socios y simpatizantes.

Román Martínez
Román Martínez volvió a Morón a finales de junio y disparó en los hinchas sueños de Superliga

Con momentos de alto impacto emotivo y una presentación que no recuerda muchos antecedentes, cerca de 500 personas entre hinchas, socios, deportistas de disciplinas varias y familiares le dieron la bienvenida a Román Martínez al Deportivo Morón. El volante, que firmó contrato por tres años, lloró en algunos tramos de una ceremonia esperada con ansias por toda la comunidad del ‘Gallo’.

Quienes más color le dieron a la jornada fueron los chicos del baby fútbol, con toda su inocencia a cuestas, en muchos casos asombrados por ver en vivo y en directo a uno de sus ídolos. A cada uno de ellos, el futbolista les regaló una foto, un abrazo, una sonrisa y una palabra de aliento para que sigan entrenando con pasión por el deporte.

Román Martínez
“Me siento pleno, tanto de la cabeza como físicamente”, se definió el volante

“Vine por la gloria. Tanto yo como lo que hablé con el entrenador y los futbolistas que se suman. Tenemos que mirar hacia adelante y confiar en nuestro potencial”, resumió el exvolante de Lanús, club con el que jugó la final de la Copa Libertadores en diciembre pasado. “Me siento pleno, tanto de la cabeza como físicamente”, agregó para detallar el momento que atraviesa su carrera como jugador a los 35 años.

“Como verán estoy muy emocionado y feliz de volver a mi casa, el lugar que me formó como jugador y como persona por sobre todas las cosas. Quiero agradecer a toda esta gente que hace más de dos meses que está insistiendo y al pesado de mi hermano (Nicolás). Uno toma decisiones y hoy creo que para mí es la mejor, porque estoy en el lugar en el que siempre quise estar”, sintetizó.

En rigor, su hermano Nicolás fue uno de los tantos factores que lo inclinaron a desestimar otras ofertas y volver a Morón. Así cumplirán el sueño de regalarle a su padre la foto de ambos jugando juntos en un mismo equipo, chance que estuvo cerca de ser cumplida en Tigre pero por poco no se concretó. Luego de sus palabras, los hinchas presentes estallaron con un cántico: “miren, miren qué locura, miren, miren qué emoción, ese es Román Martínez, que volvió al ‘Gallito’ para ser campeón”.

Después de sus palabras, el presidente Alberto Meyer pidió un aplauso para los sponsors que colaboran con la institución más allá del momento económico que atraviesa el país, y respondió la pregunta del cronista de Primer Plano Online que asistió a la conferencia de prensa. Allí, el mandamás recordó que “en el primer reportaje en Primer Plano me comprometí a que íbamos a salir campeones. Eso se cumplió y vino el mérito de haber mantenido la categoría, algo que no fue fácil porque descendía el 25 por ciento de los equipos”.

Y siguió: “pero me volví a postular a un nuevo mandato para superar la expectativa de ser un equipo más, así que vamos a hacer un esfuerzo sobrehumano para conseguirlo”. Después de eso, Meyer repitió la frase que ya puede ser tomada como cábala: “tengo semiplena prueba en mi alma de que vamos a salir campeones”, cerró con el puño apretado y la voz entrecortada.

Román Martínez