lunes 24 de septiembre, 2018

En medio de la inesperada polémica, Macri celebró la sanción de la Ley Justina

En su mensaje, el presidente reconoció que la nueva norma “puede ser que dé miedo”, pero instó a superar los tabúes y la falta de información “para que todos entendamos qué significa ser donante y en qué condiciones se puede hacer una donación”. Conocé la propuesta que surgió entre los lectores de Primer Plano Online.

Justina Lo Cane
Justina Lo Cane falleció a los 12 años esperando un corazón para ser trasplantada

El presidente Mauricio Macri celebró la aprobación de la ley Justina, que convierte a todos los mayores de edad en donantes de órganos salvo que se hayan opuesto en vida, y si bien reconoció que puede generar “miedo”, remarcó que “vamos a tener mejores resultados”. En una publicación en Facebook bajo el título “Una ley con nombre de niña”, el mandatario destacó la historia de la joven que inspiró la iniciativa sancionada esta semana en Diputados por unanimidad.

LEÉ MAS: 

http://www.primerplanoonline.com.ar/index.php/2018/07/07/gran-debate-abrio-la-sociedad-la-ley-justina-convierte-todos-los-mayores-18-anos-donantes-organos/

“En noviembre del año pasado falleció Justina. Había estado cinco meses internada, esperando un corazón compatible que le permitiera volver a su vida normal. Mientras esperaba, varias veces exigió que la lucha no fuera solo por ella”, señaló. Y añadió: “‘Multiplicate x 7’” fue el lema que eligió para su propia campaña. Puso la cara en fotos y videos hablando de la importancia de la donación, y la vimos -chiquita y sonriente- recordándonos que después de la muerte aún hay cosas por hacer”.

Si bien “el corazón para Justina no apareció a tiempo”, Macri destacó que “su campaña no fue en vano”. “Esta semana se aprobó por unanimidad la ley que lleva su nombre y cambia para siempre el paradigma de la donación de órganos en la Argentina. Ahora todos los mayores de 18 años somos donantes salvo que hayamos manifestado expresamente lo contrario, como pasa en España y en otros países líderes en trasplantes donde ya nadie tiene que esperar para recibir un órgano compatible”, sostuvo.

En su mensaje, Macri reconoció que la nueva ley “puede ser que dé miedo”. “Hay muchos tabúes por superar y hace falta información para que todos entendamos qué significa ser donante y en qué condiciones se puede hacer una donación”, dijo. En ese sentido, precisó que la normativa busca “revertir el hecho de que hoy 7.717 personas estén esperando un trasplante para salvar su vida y sólo han habido 290 donantes en lo que va de 2018”. “Vamos a tener mejores resultados ahora porque todos -médicos, pacientes y familiares- estamos involucrados”, cerró.

Ayer, entre los activos lectores de Primer Plano Online surgió una propuesta novedosa: que quede establecido en la reglamentación de la norma que quien se niega a ser donante no pueda recibir órganos en caso de necesitar un trasplante. Es una idea que aportaron muchos lectores en las redes sociales, la mayoría de ellos sorprendidos por la polémica.