lunes 24 de septiembre, 2018

Masiva marcha por seguridad en Ramos Mejía y una respuesta insólita del comisario: le pidió a los vecinos que “no tengan miedo”

Javier Ramos, titular de la seccional 2ª de La Matanza, informó a los manifestantes que incrementaron, desde que asumió, el patrullaje con motos en la zona céntrica. El grito que se escuchó fue furioso contra las peleas políticas y la sensación de que hay zonas liberadas al accionar delictivo.

Marcha por seguridad en Ramos Mejía
Imágenes de la masiva marcha y del diálogo con el comisario Javier Ramos, titular de la seccional 2ª de La Matanza

Una masiva marcha de vecinos de Ramos Mejía por seguridad y mayor presencia policial en las calles se escuchó en el mediodía feriado del distrito de La Matanza. La concentración, que se inició en Avenida de Mayo y Rivadavia, se trasladó hasta la comisaría 2ª de ese Municipio, donde los manifestantes, vecinos independientes, familiares y víctimas directas de la inseguridad, hicieron oír su voz a propósito de un reclamo que se escucha a lo largo y a lo ancho del conurbano: que sea más efectivo el combate al delito.

Ante la enorme manifestación en las puertas de la dependencia policial que reclamó su presencia en la vereda, el comisario Javier Ramos –que asumió hace 20 días el cargo, aunque reconoció que tanto él como su familia son de La Matanza de siempre- detalló que “estamos tratando de incrementar la presencia de motos policiales para combatir a los motochorros y también la cantidad de agentes de la Policía Local que caminan las calles”.

En rigor, el accionar de malvivientes en dos ruedas es el principal reclamo y el más cotidiano, pero no el único. Entradera y robos a mano armada completan el podio. En las puertas de la seccional hubo fuerte custodia de efectivos con pechera naranja y otros vestidos de civil. Pero en un momento, Ramos soltó una frase que sonó increíble en medio del trauma que viven los peticionantes, todos habitantes de la zona: “no tengan miedo”, les dijo el jefe policial ante el planteo de un vecino.

Obvio, su respuesta fue tapada por los gritos que tomaron de nuevo la iniciativa pidiendo “seguridad”. Tras eso, Ramos atendió adentro de la comisaría a cerca de una docena de personas que plantearon situaciones individuales. Los reclamos, por varios momentos, fueron hacia la intendenta Verónica Magario y la gobernadora María Eugenia Vidal. Después de la charla con el jefe policial y de haber descargado la bronca con una señal colectiva, entre los presentes acordaron una convocatoria junto a otros grupos de vecinos de Matanza a realizarse en San Justo, como cabecera de distrito.