fbpx
martes 23 de julio, 2019

El ministro de Energía recibió a cuatro intendentes de Cambiemos y les aseguró que las subas serán menores a las previstas

Jorge Macri (Vicente López), Néstor Grindetti (Lanús), Ramiro Tagliaferro (Morón) y Julio Garro (La Plata) se retiraron satisfechos del encuentro con Javier Iguacel.

Intendentes de Cambiemos
Los cuatro intendentes de Cambiemos que se reunieron con el ministro de Energía

Dos veces se vieron con Juan José Aranguren y no fueron charlas amables. Beneficiado por la comparación con el ex ministro “sin tacto político”, Javier Iguacel dejó contentos a los intendentes del PRO que lo visitaron este jueves. Jorge Macri (Vicente López), Néstor Grindetti (Lanús), Ramiro Tagliaferro (Morón) y Julio Garro (La Plata) llevaron un menú de planteos: de quejas por la prestación de las energéticas a intrigas sobre la suba de tarifas que se viene.

“Nos fuimos con la sensación de que entendió nuestra posición, algo que no pasaba antes”, dijo uno de los alcaldes en referencia a los chispazos que tuvieron con el ex ministro de Energía. Eso, confiaron participantes de la reunión al diario Clarín, se registró en dos de los temas que llevaron los alcaldes: la suba de tarifas, que se convirtió en un elemento difícil para Cambiemos, y en los reclamos por los servicios de las empresas.

“Iguacel entiende que más allá de cumplir con la baja del déficit y el valor de la energía, hay que buscar mecanismos para minimizar el impacto de los aumentos en el usuario”, trasmitió un intendente. No dio fecha ni montos pero prometió que la próxima suba, que estaba pautada para agosto, será menor a lo previsto inicialmente. “Se pone en nuestro lugar y entiende el impacto que tiene en la gente”, agregó otro jefe comunal.

Algo parecido ocurrió con el pedido para que Energía intervenga para que las empresas mejoren sus servicios, sobre todo en el conurbano sur donde Grindetti entabló una demanda judicial que está en la Corte Suprema. Sobre las empresas hubo otro reclamo: los municipios invierten fondos en el recambio de luminarias para instalar lámparas LED, que reducen el consumo en 70%, pero les siguen cobrando lo mismo que antes.

En Morón, asimismo, hay quejas reiteradas por los cortes de servicio. La semana pasada, por caso, en el barrio Burgos (Morón sur), se registró un largo corte de servicio eléctrico que despertó la furia de sus habitantes, quienes cortaron calles y avenidas. Ante las protestas tuvo que intervenir personal policial y del área de Seguridad Ciudadana.

Hace semanas, la Legislatura bonaerense eliminó de las facturas de servicios -sobre todo de luz- la “contribución municipal”, fondos que iban destinados a los distritos. Esa ley alcanzó solo a los del interior porque Edenor y Edesur están en la órbita nacional. Para que eso ocurra en el conurbano, el ENRE debería emitir una ordenanza. Los intendentes piden que eso no pase porque de ese modo se sumaría un problema y cada distrito generaría tasas por “uso del espacio público”, en vez de una sola contribución.

Son cerca de 200 millones anuales por cada distrito que, en general, se usan para cubrir los gastos de alumbrado que, además, se quejan los intendentes, tienen las tarifas más altas del mercado.