viernes 19 de octubre, 2018

Despenalización del aborto: un colegio católico de Morón pone micros para trasladar gente a la votación en el Senado el miércoles

Se trata del instituto Sofía Barat, de Castelar, cuya comunidad está siendo convocada a través de las redes sociales para que sea masivo el rechazo a la ley de interrupción voluntaria del embarazo.

Aborto legal
El bebé gigante se convirtió en un símbolo de quienes se oponen a la legalización del aborto

Bajo el lema “Salvemos las 2 vidas”, la comunidad educativa del Colegio Parroquial Sofía Barat de Castelar está siendo convocada para sumarse a la masiva movilización que habrá en las afueras del Congreso nacional el próximo miércoles en torno al tratamiento del proyecto de legalización del aborto.

“Acompañaremos a nuestros senadores el 8 de agosto en el Congreso de la Nación. Se dispondrá de un micro gratuito que partirá a las 16:30 hs desde Morón”, señala el posteo del establecimiento educativo que se conoció a través de la cuenta de Facebook Comunidad Educativa Parroquial Santa Magdalena Sofía Barat.

Es más: en la publicación hay un mail de contacto para reservar el lugar en el colectivo que llevará a los movilizados. “Los interesados pueden reservar vía mail a claritacorti@hotmail.com a la brevedad, ya que hay pocos cupos disponibles”, aclaran los organizadores de la movida.

A propósito del posteo hubo reacciones de padres en desacuerdo con la participación del colegio en la movida. Entre otros comentarios, Patricia Cabistan indicó: “Me parece que el colegio ante cuestiones políticas tendría que mantenerse al margen, más sabiendo la magnitud que tiene este tema en particular. Aunque tenga una posición y convicción sobre dicha cuestión, la cual es respetada”.

La respuesta en la cuenta fue “agradecemos tu comentario. La información que detallamos es de la parroquia, brindada por la Diócesis de Morón”. Sin embargo, la polémica se instaló y los comentarios a favor y en contra se extienden.

Comentarios

El próximo miércoles, el Senado nacional tratará el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, iniciativa que ya cuenta con aprobación de la Cámara de Diputados y deberá ser sancionado, modificado y devuelto a su ámbito de origen o directamente rechazado por los senadores.

La Iglesia jugó un rol muy fuerte en contra del proyecto, y el sábado pasado convocó a una multitud en la 9 de Julio para oponerse a la propuesta. En la cámara alta las cuentas parecieran mostrar que no están los votos para que se convierta en ley, pero hasta último momento no se conocerá el resultado.