martes 14 de agosto, 2018

Informe exclusivo: testimonios de la realidad que padecen las escuelas públicas en la región oeste

El programa periodístico Primer Plano dedicó su hora completa a escuchar de voz de los protagonistas cómo se asiste a clases. Padres, docentes, alumnos, directivos y consejeros escolares reflejaron en pantalla una situación acuciante, que la semana pasada se llevó la vida de dos trabajadores de un colegio de Moreno.

Escuelas en emergencia
La cruda realidad educativa en la región oeste se vio expuesta de manera dramática con la explosión en la escuela 49 de Moreno y la muerte de dos trabajadores

La educación está en emergencia. Lejos de los temas que suelen tomar los grandes medios de comunicación y cerca de la realidad cotidiana que viven los vecinos del conurbano bonaerense, el programa periodístico Primer Plano dedicó su emisión completa de anoche a reflejar cómo asisten a clases docentes, directivos y alumnos en la región oeste, una de las más postergadas en materia de infraestructura.

Por eso, la producción del ciclo conducido desde hace 25 años por Adrián Noriega convocó a todos los integrantes de la comunidad educativa en los Municipios de Morón, Hurlingham, Ituzaingó y Merlo, para conocer de primera mano lo que experimentan a diario. En todos los casos hay coincidencia: el límite fue la muerte. Y nadie está dispuesto a cargar con la responsabilidad de abrir un colegio que no se encuentre en condiciones.

En el primer bloque del espacio televisivo dejaron sus impresiones Christian Elio, secretario general de Udocba en Ituzaingó; Pablo Gener, secretario Gremial de Suteba Morón; Graciela Quiroga, directora del Jardín 908 de Hurlingham y Rocío Jiménez, presidenta del Centro de Estudiantes de la Técnica 2 de Hurlingham. Hasta anoche, en Ituzaingó había seis colegios cerrados, y los dos gasistas matriculados recorrían los establecimientos para intentar corroborar cada una de las instalaciones con problemas. En Morón, asimismo, todavía son 16 las escuelas que continúan sin actividad, y hay otra decena que tienen que funcionar en edificios prestados o que tienen algunos de sus servicios afectados de manera directa.

“Dos días antes de que sucediera lo que pasó en Moreno yo tenía un escape de gas en el jardín, y por barrer la vereda las auxiliares se dieron cuenta”, narró Quiroga, que tiene las clases suspendidas en el edificio de educación inicial. En el caso de la escuela técnica, ayer martes volvieron a cortar el suministro de gas, que había sido habilitado de manera provisoria y parcial, pero no se debió interrumpir el dictado de clases.

En otro tramo del programa también se expresaron Cecilia Costa, directora de la Secundaria 23 de Hurlingham y Laura García, vicedirectora de la Técnica 2 de ese distrito; Sergio Nadur, que además de docente es secretario general de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) de Ituzaingó; y Daniela Dores, docente de las escuelas 1,6,7 y 20 de Merlo.

Para finalizar, la recorrida incluyó las voces de Stella Maris Martino, mamá de un alumno e integrante de la Cooperativa de la Técnica 2 de Hurlingham; de Claudio Rugna, del Sindicato de Trabajadores de la Industria del Gas; y de los consejeros escolares Jorge Verón (Hurlingham) y Sebastián González (Morón), para completar un panorama que incluyó la mayor amplitud posible de opiniones. Claro, de aquellas que se animaron a sortear el cerco que plantearon desde algunas áreas hacia directivos y docentes, con la recomendación de que es mejor no salir en los medios.

FONDO DE INFRAESCTRUCTURA

Durante la emisión del programa, Adrián Noriega también entrevistó vía telefónica al jefe del bloque de senadores provinciales de Cambiemos, Roberto Costa. El legislador pone el foco en el Fondo Educativo que recibe cada Municipio y en el Fondo de Infraestructura que cada Consejo Escolar percibe proveniente de la Dirección General de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires.

En rigor, desde la bancada oficial en la cámara alta bonaerense solicitarán informes a los 135 distritos para saber con exactitud el estado de cada escuela en materia edilicia, así como también cuánto dinero se recibió en lo que va del año desde el Fondo Educativo, cuánto falta percibir para los meses venideros, y en qué se invirtió en cada caso. La normativa establece además que aquellos municipios que estén en condiciones de ser declarados en emergencia educativa deberán destinar, en carácter obligatorio, todo lo que reciban proveniente de dichos fondos en infraestructura escolar.

“Son 3.300 millones que la Nación destina para el Fondo Educativo y que la provincia distribuye entre los Municipios. Es mucho dinero como para que tengamos un caño que pierde gas”, expresó el senador.

Entre lunes y martes, 786 colegios de la provincia suspendieron sus clases según un informe que difundió el Suteba. El gremio, que lidera Roberto Baradel comunicó las cifras en medio de una tensa relación con el gobierno de María Eugenia Vidal por la paritaria salarial y luego de la tragedia en la que murieron Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, vicedirectora y auxiliar de la Escuela Nº 49 de Moreno.

Los establecimientos “cesaron sus actividades, ya que se encuentran en riesgo edilicio por los problemas de infraestructura que el gobierno provincial se empeña en desconocer, afectando a 393.000 alumnos”, se lee en el informe.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario