lunes 24 de septiembre, 2018

Juliana Di Tulio, la exdiputada oriunda de Morón que desembarcó en la Defensoría del Pueblo bonaerense

Fuentes oficiales de ese organismo le confirmaron a Primer Plano Online que comenzó a trabajar el pasado 1 de septiembre. Fue promovida por los intendentes del peronismo.

Juliana Di Tullio
La exdiputada nacional se incorporó a la Defensoría del Pueblo bonaerense como parte de un pedido de los intendentes del PJ

La exdiputada nacional Juliana Di Tullio ya tiene una nueva función pública. Según confirmaron fuentes oficiales a Primer Plano Online, la dirigente oriunda de Castelar tiene un contrato que la liga con la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, aunque en rigor su designación es política y debe ser refrendada por la Legislatura, cosa que se pondrá en discusión con el presupuesto provincial.

En base a lo recopilado por este medio en conversación con voceros del organismo, Di Tullio tendrá a su cargo la relación con los territorios, y coordinará las 34 delegaciones que la estructura posee en los 135 municipios de la provincia. Era un cargo que estaba vacante y que le corresponde a la oposición, con lo cual los intendentes del peronismo encabezados por Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora, decidieron tomarlo como propio y negociarlo con el oficialismo de Cambiemos.

Ayer, en Ituzaingó, junto al anfitrión Alberto Descalzo, los jefes comunales le terminaron de dar forma a la estrategia que presentarán al Ejecutivo bonaerense en los próximos meses, cuando la gobernadora necesite del PJ para avanzar con el presupuesto, como ocurrió en los dos años anteriores. Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Gabriel Katopodis (San Martín) y Juan Zabaleta (Hurlingham) son los que acompañan la movida ante la cual picó en punta Descalzo: ayer el Concejo Deliberante le aprobó la emergencia alimentaria, económica, social y educativa. Pretenden replicarla en otros distritos.

En rigor, los alcaldes miran el horizonte con la expectativa de recuperar el poder perdido en 2015 a partir del pésimo momento económico que atraviesa el Gobierno de Cambiemos. Y hay quienes aventuran que Cristina Fernández de Kirchner es la candidata que mejor les calza a sus objetivos de reelección, más allá de los cuadernos y las investigaciones por casos de corrupción. Hay quienes aseguran, incluso, que en una charla reservada que mantuvo con intendentes del PJ; la expresidenta pidió por Di Tullio, quien se desempeñara como jefa del bloque de diputados K hasta diciembre de 2017, cuando se le venció el mandato y no pudo acceder a la reelección.

La llegada de la moronense es la primera acción concreta en donde el kirchnerismo negocia con el oficialismo de María Eugenia Vidal. Nunca antes había aceptado ser parte de acercamientos con la gestión de la gobernadora, pero las flaquezas del oficialismo han hecho cambiar los objetivos.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario