viernes 19 de octubre, 2018

Hinchas de Morón acusan al APREVIDE de haber montado una cacería: “decíle a Sabbatella que te venga a defender”

La frase la mencionó Mauro García, socio 2064, uno de los detenidos el viernes a la salida de la cancha. El presidente Albero Meyer también está convencido que hay una persecución en su contra y pensó en pedir licencia en el cargo.

Los hinchas y socios que fueron aprehendidos el viernes tras el partido contra Agropecuario en el Urbano

El siguiente artículo bien podría titularse como el Lugones reality show. El protagonista es un funcionario que pretende mostrar que lucha contra las mafias, pero no deja de hacer papelones. Hace poco menos de un mes, Primer Plano Online contó del ridículo que hizo al difundir la noticia de que había detenido en el micro del club Dock Sud a un supuesto barrabrava que tenía pedido de captura por una condena firme en la justicia, pero resulta que el hombre en cuestión ya había purgado su pena y estaba en libertad.

Pero ahora Juan Manuel Lugones, titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte, parece ensañado con el Deportivo Morón. El pasado viernes, cuando este medio dio cuenta de la noticia de la detención de 26 barras y otros 9 hinchas por distintas contravenciones, como orinar en público dentro del estadio Francisco Urbano, en rigor hubo una suerte de cacería abierta y sin miramientos.

Detenidos en el Urbano
Mauro García, el socio del Deportivo Morón que estuvo entre los aprehendidos del viernes y habló con Primer Plano Online

“Me encontré con un amigo para ir a la cancha, pasamos los controles donde nos pidieron el documento para fijarse, con una aplicación, si teníamos derecho de admisión. Obviamente ingresamos sin problemas, disfrutamos el partido, ganamos. Siempre me quedo hasta el final y particularmente el viernes, porque a las 20 entro a trabajar, así que me iba derecho”, comenzó su relato Mauro García, socio 2.064 del Deportivo Morón.

La charla con Primer Plano Online es desde la tranquilidad de su casa, pero todavía con la bronca contenida por lo que le pasó el viernes. Y particularmente con algunas frases que escuchó de parte de efectivos policiales. “Salíamos hablando y vimos que a algunos chicos los mandaban por un lado y a otros por otro. De repente me quiere agarrar gente de civil, que no conocía, y yo digo ¿qué pasa? Empecé a forcejear, me empezaron a pegar y me decían ‘calláte la boca, tiráte al piso’. Yo les decía ‘soltame’, ‘quién sos’, ‘identificáte’, pero me pegaron hasta que me redujeron. Pedí hablar con el jefe del operativo y me dijeron ‘decíle a Sabbatella que te venga a defender’. Ahí me di cuenta cómo venía la situación”, narró.

ESCUCHÁ EL AUDIO DEL SOCIO DE MORÓN MAURO GARCÍA: 

 

Todos los detenidos fueron liberados a las 4 horas. Hay fotos que demuestran cómo actúo la Policía, en su gran mayoría de civil y sin identificación. No había pasado absolutamente nada, ni dentro tampoco afuera del estadio. Lugones en persona supervisó la actuación de los agentes del APREVDE y de la Guardia de Infantería afectada al operativo policial. Además de las detenciones, la gran duda está planteada con respecto al secuestro de las banderas y bombos con estandarte del Deportivo Morón. ¿Por qué? ¿Cuál es el destino?

Si fueron liberadas las personas aprehendidas es porque no cometieron ningún desmán, apenas es atribuible alguna contravención como orinar en la vía pública o fumar un porro. ¿Dónde están las banderas, entonces? No son pocos los hinchas de Morón que especulan que en poco tiempo alguna hinchada rival las cuelgue de algún paravalancha como una suerte de trofeo de guerra.

El viernes el presidente del club, Alberto Meyer, no estuvo en la cancha. Estaba en Córdoba, como parte de su labor empresaria. Cuando volvió el sábado no pudo disfrutar del primer triunfo del ‘Gallo’. En el fondo sabe que lo que viene sucediendo no es casual y siente que el problema es político. Llegó a decir a algunos integrantes de la comisión directiva que se tomaría licencia en el cargo para descomprimir la situación, pero sus pares de comisión le dijeron que lo pensara bien, no en caliente. “Está devastado. Alberto asegura que alguien quiere desgastarlo a él y a su vez perjudicar al club”, dijo un directivo a Primer Plano Online. “Esta comisión nada tiene que ver con los violentos, con los 50 que pretenden entrar a la cancha sin pagar entrada”, describió el mismo dirigente.

“Hoy me voy a presentar en la Fiscalía para presentar una denuncia y estamos viendo de juntarnos en el club para pedirle a la comisión directiva, con Meyer a la cabeza, que se expida sobre estos hechos y que nos proteja como socios. Hace 15 años que soy socio con mis hijos y no me dan más ganas de ir a la cancha sino de ir a tirar los carnets en el club y no ir nunca más porque me están tratando como un delincuente”, agregó el socio García, que desde hace 20 años trabaja como recolector en la empresa Urbaser y no tiene ningún antecedente penal. Por las aprehensiones actúa la Fiscalía Nº 1 de Morón.

Desde los incidentes en el partido con Almagro por la segunda fecha del torneo, Lugones sólo le atendió el teléfono una vez a la dirigencia de Morón. Luego de esa última charla, acalorada, no hubo más contacto entre ellos. A partir de allí, APREVIDE se limita a informar al club de las cuestiones inherentes a la seguridad de manera formal. Pero el diálogo con la dirigencia del ‘Gallo’ está cortado.

Detenidos en el Urbano

Sé el primero en comentar

Deja un comentario