viernes 19 de octubre, 2018

“Estoy vivo, que no es poca cosa”: el dramático relato de la víctima de una fallida salidera bancaria en Ramos Mejía

Esa fue la expresión de Guillermo Bidondo, que fue hasta el Banco Nación de Microcentro a depositar dinero que había ahorrado con su mujer para adelantar cuotas del crédito hipotecario con el que compraron su casa y al que persiguieron para robarle con un dato evidentemente fallido. Mirá el video.

Salidera en Ramos
Así quedó el auto del joven que sufrió un intento fallido de salidera bancaria

Tres motochorros le destrozaron el auto a un operador de radio con el objetivo de concretar una salidera bancaria. La víctima había salido del Banco Nación de Microcentro tras depositar dinero, y la sospecha es que les pasaron el dato equivocado a los delincuentes, que igual no se ahorraron nada en la violencia contra el vehículo.

“Estoy vivo, que no es poco cosa”, sintetizó Guillermo Bidondo, el protagonista de la lamentable secuencia. “El que marcó en el Centro, marcó mal porque no tenía un peso. Estoy vivo, feliz, no me pasó nada pero así no podemos vivir, por favor”, agregó el muchacho que trabaja en radio La 100.

El joven subió el video de cómo quedó su auto en las redes sociales, donde contó lo que le sucedió poco después de las 15 de este lunes. “Y un día te toca a vos. Me marcaron al salir del Banco Nación en Av. Corrientes y 25 de Mayo. 3 motos. 1 segundo. Estoy vivo!! Pero no podemos seguir viviendo así!!”, posteó.

El operador de radio relató que fue hasta el Banco Nación de Microcentro a depositar dinero que había ahorrado con su mujer para adelantar cuotas del crédito hipotecario con el que compraron su casa. Al salir del banco, se subió a su coche, que estaba en un estacionamiento, y se fue para Ramos Mejía a hacer unos trámites. Ahí fue el ataque. “Escucho una explosión… Fueron 15 segundos de motos. Al que rompió el vidrio de mi lado, que me empezó a revisar a ver si tenía plata encima, le di el celular e hizo como que no le interesaba. Ahí veo que me están sacando cosas por todos lados”, narró.

Las ventanillas del coche quedaron destrozadas. “Te da mucha bronca e indignación que pase esto, que las autoridades vean lo que está pasando. Yo lo puedo contar”, dijo Bidondo. Y concluyó con un mensaje para los motochorros: “Le mando a esta gente que trabaja de esta forma, mucha fuerza y mucha paz; que puedan salir de esta miseria en la viven. Que revean porque le pueden arruinar la vida a una familia”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario