lunes 17 de diciembre, 2018

Es policía de la Federal, está asignado a Morón y trabaja como chofer de Uber en sus horas libres: mató a un ladrón que simuló ser un pasajero

Ocurrió en Lomas del Mirador. El efectivo, que se encuentra en actividad, le disparó dos veces al delincuente, que lo amenazó con un cuchillo para robarle. Otra vez queda expuesta la contradicción entre la aplicación y el salario de los agentes de las fuerzas de seguridad.

Delincuente muerte
El delincuente muerto recibió dos balazos y perdió la vida prácticamente en el acto

Un agente de la Policía Federal de la delegación Morón que trabaja como chofer de Uber durante sus horas de franco mató a un ladrón que intentó asaltarlo con un cuchillo tras haber simulado ser un pasajero. Ocurrió en Lomas del Mirador, partido de La Matanza, y el caso reabre la polémica sobre la seguridad de ese sistema de transporte de pasajeros y el salario que perciben los efectivos de las fuerzas de seguridad.

El agente Nicolás Bulacio, de 26 años, manejó hasta el lugar que le marcó la aplicación de viajes donde se desempeña cuando tiene horas libres. Al llegar a la dirección que le indicaba, sobre la avenida Juan Manuel de Rosas, se subió quien, en principio, era un pasajero: Félix Andrés Restaino, de 24 años. Durante los primeros minutos no hubo ningún problema, hasta que el auto llegó a destino. En ese momento, el cliente amenazó con un cuchillo a Bulacio para que le diera plata, su celular y algunas pertenencias, siempre según el relato del oficial.

“En principio subió el pasajero en la parte delantera, al lado del conductor. El recorrido fue con normalidad, hasta que al arribar al lugar descripto, imprevistamente el masculino extrae un arma blanca de entre sus ropas, y tras apoyarle el cuchillo en el cuello a Bulacio y exigirle dinero, celular y demás pertenencias con amenazas de herirlo. Ante tal situación y teniendo en cuenta que el efectivo policial tenía en su poder su arma reglamentaria, frenó de golpe, abrió la puerta e inmediatamente, al bajarse, le efectuó dos disparos. Uno de ellos impactó en la nuca del delincuente y el otro en el vidrio de la puerta de atrás del conductor”, describieron a Primer Plano Online fuentes de la investigación.

En ese momento, el delincuente herido tomó el control del rodado, con el cual intentó huir, hizo unos metros y colisionó con una columna de alumbrado público al mando del Fox, color gris, del conductor asaltado. La causa quedó caratulada como homicidio pero el fiscal Fornaro, de la UFI de Homicidios de La Matanza, dispuso que sea notificado del inicio de la causa en su contra y que continúe en libertad. El delincuente muerto presentaba un disparo de arma de fuego en la región retroauricular izquierda (con orificio de entrada) y cara posterior del cuello lado derecho (salida). Además, otro orificio de entrada en cara exterior en muñeca derecha y salida en cara posterior tercio inferior antebrazo derecho. Tenía antecedentes por robo y encubrimiento agravado, también en La Matanza.