viernes 19 de octubre, 2018

La búsqueda de un abuelo de 84 años moviliza a Ituzaingó: no se sabe nada de él desde el pasado lunes

Claudio Romeo Albornoz se ausentó de su hogar a principios de semana y su familia está desesperada. Vive en Lisandro de La Torre al 3800, no consume ningún tipo de medicación, aunque sufre de una hernia abdominal en su lado izquierdo. Además, goza de “gran lucidez”.

Abuelo perdido en Ituzaingó
La búsqueda de Claudio Romeo Albornoz movilizó a vecinos y a la Policía en Ituzaingó

Entró en una fase crítica la búsqueda de un abuelo de 84 años en Ituzaingó que desde el lunes pasado está ausente de su hogar. Se trata de Claudio Romeo Albornoz, domiciliado en Lisandro de La Torre al 3800 de ese distrito, un hombre que, según sus familiares más cercanos, se ubica sin dificultades “en tiempo y espacio” y “goza de gran lucidez”.

El día que dio inicio a la semana laboral, su hija Alicia (48) lo recibió en su casa de la calle Maestra Muñoz al 1800 para desayunar junto a él. Posteriormente, el jubilado se retiró y se fue rumbo a su vivienda. Una nieta suya lo vio alrededor de las 10.30, pero sólo lo saludó al paso. Desde ese entonces no volvieron a tener noticias suyas. La pareja de Alicia fue a la finca de Lisandro de La Torre al mediodía para invitarlo a almorzar, pero ya no lo encontró.

Con el paso de las horas, y sin tener noticias de su padre, Alicia presentó la denuncia por averiguación de paradero. La última vez que la mujer lo vio él vestía zapatillas color grises, pantalón color negro, camisa mangas largas a rayas color roja con vivos azules. El abuelo perdido resulta ser de tez trigueña, abundante barba de color blanca, de cabello corto canoso, de 1,80 metros de altura aproximadamente, de contextura física delgada y ojos colores castaños.

“Son horas desesperantes para todos nosotros. No sabemos nada”, narró Alicia a Primer Plano Online. Según la descripción que hizo, su papá no consume ningún tipo de medicación, pese a que sufre de una hernia abdominal en su lado izquierdo. Su hija, previa presentación en la comisaría 4ª de San Alberto, realizó junto a su grupo familiar una búsqueda en zonas aledañas a su domicilio y el de su padre con el objetivo de hallarlo, diligencia que arrojó como resultado negativo.

Además, comenzaron con una pegatina por el barrio de papeles para pedir por su paradero. Tras la denuncia, tomó intervención en la causa la UFI Nº 1 de Ituzaingó. Las autoridades policiales y judiciales piden a la población que si llegan a verlo avisen de inmediato al 911.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario