fbpx
domingo 15 de septiembre, 2019

Detalles de una historia dramática: se negó a declarar el depravado que violó y embarazó a su hija de 15 años

El caso que reveló Primer Plano Online el domingo tiene ribetes escandalosos. Con el ADN de la beba recién nacida también se comprobó que el degenerado es el padre biológico de la joven a la que sometió sexualmente en reiteradas ocasiones. El fundamental rol de la madre denunciante.

Depravado
Nasif Roller Ovejero es el degenerado que violó a su propia hija menor de edad y la embarazó

Si bien el caso está prácticamente resuelto desde el punto de vista judicial, la espantosa situación que reveló Primer Plano Online el domingo pasado no deja de sorprender. El sujeto de 71 años detenido por violar y embarazar a su propia hija de 15, que dio a luz a una beba y a través del análisis de ADN se corroboró que es el padre de ambas, se negó a declarar ante la fiscal de la causa y permanecerá preso por la gravedad del delito en el que está imputado.

Por primera vez, este medio da a conocer la identidad del depravado, pura y exclusivamente porque no lleva el mismo apellido que la víctima. Se trata de Nasif Roller Ovejero, quien actualmente residía en Tres de Febrero pero anteriormente había convivido y mantenido una relación con la madre de la joven abusada, a quien sistemáticamente se había negado a reconocer como su hija pese a que le pasaba una manutención mensual.

LEÉ MÁS: 

http://www.primerplanoonline.com.ar/index.php/2018/10/28/moron-aberrante-tiene-71-anos-y-fue-detenido-por-violar-y-embarazar-a-su-propia-hija-de-15-que-dio-a-luz-a-una-beba/

Justamente el ADN de la beba que dio a luz la joven abusada sexualmente ayudó para corroborar que el degenerado es padre biológico de ambas. Como contó este medio en exclusiva, el caso salió a la luz luego de que la chica llegara a un centro asistencial (el cual no ser revela para preservar la identidad de la menor) porque sentía un fuerte malestar, pero en realidad era un embarazo a término.

Indagada por la médica que la atendió, la jovencita sólo atinó a decir “si me pasa algo fue mi papá”, con lo cual la profesional lo denunció a las autoridades de inmediato. Luego nació la beba, la justicia ordenó el ADN y, una vez corroborados los resultados, se realizó el allanamiento y la detención.

La joven vive en la actualidad con su beba y con su madre en Pontevedra, partido de Merlo. Justamente, la mamá de la joven cumplió un rol fundamental en la causa, porque acompañó desde un primer momento la denuncia y llegó hasta todas las instancias judiciales en respaldo a su hija. Y, en la actualidad, está al cuidado de ambas menores.

La causa la investigan la fiscal Paula Hondeville, de la UFI Nº 10, y la jueza de Garantías del Juzgado Nº 6, Lucía Casabayó, ambas del Departamento Judicial Morón.