martes 13 de noviembre, 2018

“El humor es como el sexo: no tiene límites”: el genial Pedro Saborido brinda una charla abierta en Hurlingham

Será mañana miércoles 7 de noviembre desde las 18, en la sede del Concejo Deliberante. El coautor de la mayoría de los personajes del ciclo televisivo Peter Capusotto y sus videos presenta su libro sobre el peronismo.

Pedro Saborido
El humorista se presenta en el Concejo Deliberante de Hurlingham para compartir sus anécdotas y experiencias con los vecinos

Los vecinos de Hurlingham podrán disfrutar el miércoles de una muestra en vivo del ingenioso, sutil y sarcástico humor de Pedro Saborido, coautor del exitoso ciclo televisivo Peter Capusotto y sus videos entre una enorme cantidad de trabajos que desarrolló a lo largo de su trayectoria.

El encuentro, con entrada libre y gratuita hasta agotar la capacidad de las instalaciones, será mañana, miércoles 7 de noviembre desde las 18, en el recinto de sesiones del Concejo Deliberante de ese distrito, ubicado en Pigüé 1481. Allí, el escritor y guionista presentará su último libro titulado ‘Una historia del peronismo’, texto con el cual se proponer darle una vuelta de tuerca a la extensa estética de ese movimiento político, que atraviesa más de 7 décadas en la Argentina.

“Soy un comunista hippie cristiano que se siente bien con el peronismo”, definió Saborido durante una entrevista con el sitio www.conclusion.com.ar que brindó el pasado domingo en Rosario. En el libro, sus relatos “echan raíz en la mística popular, generan un aporte original, colorido, melancólico y sentimental, y consolidan una ventana desde donde reírse, además de mirar y pensar el peronismo”, cuenta la sinopsis del texto.

EL SEXO Y EL HUMOR

En la citada entrevista, que Primer Plano Online comparte con sus lectores, Saborido aseguró que “el único límite para hacer humor es el contexto”, y lo terminó comparando con el sexo. “Vos no hacés el mismo chiste con tus amigos que con tus suegros. También la otra persona, a la que en determinado momento el humor le puede molestar o no”, describió.

Y remató su reflexión: “El tema es a quién te importa molestar y a quién no te importa que le moleste algo. Muchas veces el humor se hace para molestar, por eso es muy subjetivo. Es como hablar de los límites del sexo: mientras nadie se lastime ni nadie sufra o se sienta humillado o vejado siempre vale, con el acuerdo del otro”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario