fbpx
jueves 14 de noviembre, 2019

Ricardo Mollo compartió su experiencia musical con estudiantes de la UNLaM

El líder de la mítica banda Divididos, que acaba de cumplir 30 años con el rock nacional, dejó varios conceptos a los jóvenes que escucharon su exposición con particular atención. “La computadora no soluciona nada si no tenés una buena canción”, destacó entre varias otras líneas de pensamiento.

Ricardo Mollo
Ricardo Mollo, uno de los íconos vivientes del rock nacional, cautivó a los estudiantes de la UNLaM

Con más de cuarenta años de trayectoria y una amplia lista de temas que llevan su insignia, el reconocido músico Ricardo Mollo se presentó en la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) para compartir sus experiencias en la escena musical con los estudiantes de la Tecnicatura en Sonido y Grabación.

Empapados de la vasta trayectoria de Mollo, cerca de 800 alumnos que colmaron el auditorio pudieron nutrirse de los relatos del guitarrista que, entre anécdotas y cuestiones propiamente técnicas, navegó por sus comienzos en Sumo hasta sus últimos trabajos discográficos con Divididos.

“Si a alguien le puede servir de algo la experiencia de otro, está buenísimo. A veces, escuchar al otro en el trayecto de su historia te ayuda a entender si hay cosas que, por simpatía, te pueden servir”, expresó.

Ricardo Mollo
“Se trata de dedicarle la vida a lo que uno eligió; y esa es la consecuencia de horas y horas de trabajo”, reveló Mollo

Por invitación del Departamento de Ingeniería e Investigaciones Tecnológicas, la participación de Mollo comenzó con un diálogo en escenario con el docente Alejandro Fourcade; y continuó con un espacio abierto a las preguntas del público.

Justamente, el encuentro tuvo como principal objetivo acercarles a los estudiantes la palabra de una figura referente; aunque la charla también recorrió otros aspectos de la vida profesional del músico.

En cuanto a los aspectos técnicos, Mollo se refirió a su papel de productor, tanto de Divididos como de otras bandas de rock nacional. “Entendí que la función más importante era que la banda no pierda la esencia y de ser una oreja confiable detrás del monitor”, señaló.

Al ser consultado con respecto a los distintos dispositivos digitales para la grabación, afirmó estar “chapado a la antigua” y aclaró que “la computadora no soluciona nada si no tenés una buena canción” y solo es “un cambio de soporte y nada más”.

“Con trabajo y pasión, se trata de dedicarle la vida a lo que uno eligió; y esa es la consecuencia de horas y horas de trabajo”, reveló Mollo al explicar la clave por la cual su banda continúa vigente y transita su vida musical de manera autogestiva.

Ricardo Mollo