lunes 17 de diciembre, 2018

El exorbitante aumento en la tarifa de agua deja a miles de vecinos al borde de perder un servicio esencial

AySA anticipó que aplicará incrementos superiores al 48% en 2019 y, con eso, las subas treparán al 630% acumulado en tres años. Las cuentas incobrables se duplicaron en 2017 con relación a 2016.

Walter Martello
Walter Martello expuso en la audiencia pública que se realizó en Tecnópolis por el aumento de la tarifa de agua

El trabajo realizado por el defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, fue uno de los argumentos centrales en contra de un nuevo aumento de tarifas solicitado por la empresa AySA para 2019 en la audiencia pública que se realizó en Tecnópolis.

El funcionario expuso allí indicadores que reflejan “el fracaso del esquema tarifario” aplicado por la empresa estatal, al tiempo que afirmó que el aumento real que sufrirán los usuarios en 2019 “es superior a lo que dice la compañía en su propuesta”. Asimismo, cuestionó la política de no avanzar en la instalación de medidores de forma tal que “paguen más aquellos sectores sociales con mayor poder adquisitivo y que más consumen”.

“Al analizar los números concretos de las distintas categorías aparece que el incremento real será de 48,5%, acumulando un 630% en los últimos años. El incremento de la inversión fue mucho menos, de apenas 172%”, explicó Martello. En ese contexto, el Defensor del Pueblo Adjunto advirtió que “las cuentas incobrables sumaron más de $510 millones a fines de 2017, 56% más que un año antes, algo que anticipa que la incobrabilidad en 2018 podría ser aún más alta”.

“Creemos que la nueva propuesta de AySA, en lugar de generar los recursos que se requieren para hacer inversiones y mantenimiento, provocará una mayor cantidad de usuarios dejarán de pagar la boleta, como ya viene ocurriendo”, agregó Martello.

CUENTAS INCOBRABLES

-2016 $325.990.785
-2017 $510.650.396
-Diferencia= 56,60%

CUENTAS INCOBRABLES

-Ene-feb 17: 63.265.115
-Eene-feb 18: 100.576.878
Diferencia= 58,97%

El Defensor del Pueblo Adjunto concluyó: “Una tarifa de agua justa, permite discriminar por niveles de ingresos, por zonas dentro de la ciudad, por giro o actividad económica, y en casos especiales permite apoyar a las personas de la tercera edad o a los discapacitados, convirtiéndose en una herramienta fundamental de la justicia social”.