lunes 17 de diciembre, 2018

Los hinchas de Morón deliraron con el gol 155 de Akerman, pero no alcanzó: el ‘Gallo’ cerró el año en el Urbano con derrota ante Temperley

El equipo de la dupla naufragó en la primera mitad ante un planteo agresivo del visitante. Mejoró en el complemento, llegó al empate pero en el momento menos esperado el Celeste pasó otra vez al frente y el resultado fue irremontable. Hubo aplausos igual para los muchachos del ‘Gallo’.

Morón-Temperley
Pese a que los hinchas del Gallo gritaron el gol 155 de Damián Akerman, la tarde fue con derrota para el Gallo en el Urbano

Hace dos semanas, Temperley estuvo al borde de hacer historia y meterse en la final de la Copa Argentina: empató 1 a 1 con Rosario Central en Córdoba en un partido que claramente debió haber ganado pero luego perdió en los penales. Después, cuando pasó la euforia de aquella casi proeza, el ‘Celeste’ volvió a la realidad y apenas empató sin goles en su estadio ante Chacarita, resultado que lo dejó hundido en el descenso.

Con esos antecedentes ambiguos, Morón abría la tarde en el Francisco Urbano con la incógnita de qué equipo iba a enfrentar. Y se llevó una sorpresa: la visita fue mucho más parecido al de la copa federal que al del Torneo Nacional B.

Con un arranque sorpresivo, el conjunto de Aldirico rápidamente sacó ventaja en el oeste. Un gol a los dos minutos de juego, tras un remate lejano de Cerutti que vio adelantado a Bruno Galván y se la clavó por arriba, cambió totalmente los planes de la estrategia que diseñó la dupla Méndez-Pico. Y el ‘Gallo’ anduvo como perro en cancha de bochas: le costó tener la pelota, hacerla circular y que jueguen sus mejores hombres, errático como en ningún otro cotejo desde que los entrenadores se hicieron cargo del plantel.

MIRÁ LOS GOLES DEL PARTIDO: 

Encima Temperley dispuso de una pegajosa marca casi individual de sus volantes sobre los del conjunto local, que no pudo salirse de ese esquema y naufragó en la impotencia por varios tramos. Esa fue la síntesis de un primer tiempo que sorprendió por el nerviosismo y la imprecisión de Morón y las virtudes de la visita.

El entretiempo, además de servirle a la dupla, devolvió emoción a la tarde, porque los campeones de hace 50 años salieron a una vuelta olímpica y recibir el mimo de los hinchas. Fueron los autores del logro más importante en la historia del Deportivo Morón.

Era necesario un cambio y la dupla optó por una modificación que, a ojos vista, sorprendió. Se fue ‘Pichín’ Pardo e ingresó muy aplaudido Gerardo Martínez. Otro dibujo y de nuevo a empezar, con tres volantes en el medio, un enganche y Mendieta y Akerman adelante.

Y de manera inesperada, un pase larguísimo de atrás de media cancha dejó al goleador de Morón casi mano a mano con el arquero visitante, pero el remate de Damián se fue por encima del larguero. Fue una jugada aislada, porque el Celeste rápidamente acomodó las marcas y volvió a ponerse imposible. A los 15 minutos, otro arresto individual de Akerman en la medialuna terminó con una infracción en una posición ideal para Gerardo Martínez, aunque se remate tuvo dirección pero no potencia y el arquero Castro mandó al córner por encima.

Morón-Temperley
El uruguayo Martínez Aguirre abraza a Damián Akerman, auto del gol que le dio esperanza al Deportivo Morón

Eran insinuaciones de que Morón podía cambiar el destino del resultado, cosa que se concretó a los 19, con un remate de Mendieta que tapó el golero visitante, aunque en el rebote Akerman la empujó para salir a gritar si gol 155 en el ‘Gallo’. El delirio de los simpatizantes locales fue absoluto.

Todo indicaba que la visita sintió el golpe del empate y que Morón podía llevarse por delante a su adversario, pero en el momento menos pensado llegó un ataque aislado de Temperley de la mano de Ramiro Costa, un yerro defensivo del Gallo que no consiguió rechazar y el balón derivo a Mazur, que de derecha mandó el balón al fondo del arco. Inesperado por el momento del partido la ventaja Celeste.

Eso sí que fue un mazazo para Morón, que no encontró caminos para torcer el rumbo. Y en la última jugada, ya con el local jugado en ataque, Giordana llegó por atrás de todos para cambiarle el palo a Galván y liquidar el juego.

SÍNTESIS:

DEPORTIVO MORÓN: Bruno Galván; Maximiliano Paredes, Franco Racca, Emiliano Mayola y Nicolás Martínez; Matías Nizzo, Cristian Lillo, Gastón González; Matías Pardo, Junior Mendieta y Damián Akerman. DTs: Alejandro Méndez-Walter Pico

TEMPERLEY: Matías Castro; Federico Mazur, Cristian Paz, Nicolás Demartini y Sebastián Prieto; Lucas Mancinelli, Roberto Brum, Leonardo Di Lorenzo; Leandro González; Mauro Cerutti y Ramiro Costa. DT: Cristian Aldirico

GOLES: 2′ Mauro Cerutti (TEM); 64′ Damián Akerman (DEP); 76′ Federico Mazur (TEM); y 90′(+3) Santiago Giordana (TEM)

CAMBIOS: 45′ Federico Fattori por Lucas Mancinelli (TEM); 45′ Gerardo Martínez por Matías Pardo (DEP); 67′ Iván Álvarez por Matías Nizzo (DEP); 67′ Tobías Reinhart por Mauro Cerutti (TEM); 75′ Santiago Giordana por Leandro González (TEM); y 85′ Luciano Lapetina por Nicolás Martínez (DEP).

ÁRBITRO: Lucas Novelli