lunes 17 de diciembre, 2018

Tardó casi 300 años pero llegó: Tagliaferro y el obispo Jorge Vázquez firmaron la escritura de la Catedral de Morón

La histórica iglesia, una de las seis más antiguas de toda la provincia de Buenos Aires, consiguió poner sus papeles en regla. “Era una asignatura pendiente que teníamos con nuestra identidad”, señaló el jefe comunal. Conocé las obras de restauración que se están llevando a cabo en el templo.

Escritura Catedral de Morón
La catedral "es un monumento cultural con una historia muy rica detrás", definió el obispo Vázquez

El 4 de diciembre de 2018 es un día que quedará para la historia. Tras 288 años, por primera vez la Catedral de Morón tiene sus escrituras, que se firmaron en un emotivo acto presidido por el intendente Ramiro Tagliaferro y el obispo Jorge Vázquez.

La actual Catedral nació el 23 de octubre de 1730 como una parroquia y su patrona es la Inmaculada Concepción del Buen Viaje, en un claro símbolo de que Morón históricamente es “posta de caminantes”. Fue en 1957 el momento en que la parroquia se convirtió en catedral, cuando el Papa Pío XII creó el Obispado.

Durante la emotiva ceremonia, el obispo Vázquez remarcó: “La Catedral es un ícono que nos representa, porque es un monumento cultural con una historia muy rica detrás”. “Nuestra inspiración es la Virgen del Buen Viaje, porque nos enseña siempre a caminar todos juntos”, agregó el titular de la diócesis.

De la ceremonia participaron, además, la presidenta del Concejo Deliberante, Analía Zapulla; el coordinador del Área de Culto de la Secretaría General de la Provincia de Buenos Aires, Walter Jiménez; la asesora de Unidad Intendente, Natalín Faravelli; el presidente del Colegio de Escribanos de Morón y asesor de la escribanía general de la Provincia de Buenos Aires, Diego Molina; y el cura párroco de la catedral, Martín Bernal.

Justamente Bernal anoche visitó los estudios del programa periodístico Primer Plano y habló no sólo de las escrituras sino también de las obras de restauración en el templo.

Sonido a nuevo, toda la instalación eléctrica a nuevo, se restauró tanto el reloj, que tiene 115 años de vida, como el sistema de campanario, que estaba sin uso y al cual se le colocaron martillos electromecánicos, que proveen un sonido mucho más nítido y un menor desgaste de la campana. Además, los organistas del Centro Cultural Kirchner están poniendo en valor y desarrollando un trabajo de afinación del órgano de la parroquia.

El resto de los trabajos de restauración se realizan en el vitraux, en la impermeabilización del edificio y en la limpieza general de mosaicos calcáreos.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario