fbpx
martes 19 de noviembre, 2019

En tiempos de crisis, la tempestad solidaria sigue siendo un camino de ida: arranca Proyecto Mochi 2019

La propuesta para que todos los nenes y nenas vuelvan al colegio con los útiles necesarios para estudiar suma una nueva campaña en el comienzo del año. El desafío es grande: los organizadores ya recibieron el doble de pedidos que en 2018.

Proyecto Mochis
Enorme repercusión en todo el país tuvo el Proyecto Mochi en ediciones anteriores, y para 2019 el desafío es mayor

El ciclo lectivo 2019 comienza el 6 de marzo. Hasta unos días antes hay tiempo para sumarse a una campaña que a todos los que hacemos Primer Plano Online nos enamora. El Proyecto Mochi tiene este año un desafío por delante bien importante: el pedido de útiles escolares duplica al recibido a comienzos de 2018.

El objetivo es noble, sencillo y requiere de buena voluntad, además de unos pesos: que ningún nene y ninguna nena vuelva a la escuela sin sus útiles. Mochila, cartuchera, birome, fibras, lápices, goma de borrar, sacapuntas, plasticola y todo lo que un estudiante de primaria y secundaria lleve a los establecimientos educativos. Igual que lo que le compramos a nuestros hijos, porque de eso se trata tejer los vínculos entre quienes pueden dar y los que necesitan recibir una caricia cuyo interés supremo sea el amor anónimo.

“Si te parece que puede ser un gran esfuerzo económico, podes sumarte en compañía de tus amigos, tus compañeros de trabajo y o familiares y de esta manera podrás compartir esta maravillosa experiencia con nosotros”, dicen las organizadoras de una movida que se lleva a cabo por cuarto año consecutivo. Son María Laura Companys y Fernanda Supzeszyn, las iniciadoras de la propuesta que en el trayecto recorrido fueron sumando cientos de colaboradores.

Para ser parte de la idea, el requisito indispensable es que la mochila a entregar se encuentre en perfectas condiciones. No importa tanto si es nueva o usada, sino que esté limpia, en buen estado, incluyendo los elementos que van adentro. Es más: para que puedas sumarte de cualquier modo, más allá de tus posibilidades económicas, si no podés dejar una mochila completa se aceptan los útiles escolares por separado. Tal vez te alcanza para donar una caja de lápices: bienvenido será. Alguien seguro le va a dar utilidad.

EL RECUERDO DE LA EXTRAORDINARIA CAMPAÑA DE 2017: 

DÓNDE Y CUÁNDO ENTREGAR LA MOCHI

El sábado 23 de febrero de 10 a 16 en la sede del club LES QUATRE BARRES (Dirección: Machado 1560, de Castelar). Ese día es una verdadera fiesta de la solidaridad: las mochis se entregan a los representantes de cada comedor, hogar, escuela y/o merendero a los cuales pertenecen los niños destinatarios, quienes las retirarán para entregárselas a los padres de los chicos. Como ocurre en cualquier casa, serán ellos, sus propios papá o mamá, los que le darán los útiles a sus hijos. Dignidad que le llaman.

“Llevamos entregadas más de 15.000 mochilas”, rememoran Companys y Supzeszyn, entusiasmadas con una nueva edición del Proyecto Mochi. Primer Plano Online se sube desde la hora cero otra vez a la tempestad solidaria.

Proyecto Mochi y payamédicos